ERIKA MONTOYA - LA AFICIÓN
18 de mayo de 2015 / 12:53 p.m.

Gennady Golovkin llegó a 20 nocauts al hilo la noche del sábado en el Foro de Inglewood, California, al despachar es seis rounds al prospecto estadounidense Willie Monroe Jr. por nocaut técnico.

Con un 49% de golpes de poder conectados, Golovkin se dio el lujo de bajar la guardia y el ritmo en los últimos tres episodios con miras de alargar el duelo y dar mejor show.

"Le enseñé a Monroe quien es el número uno. Me contuve, respeto mucho a mi gente y quería dar un show que pudieran disfrutar y no solo cinco minutos", reconoció el peleador que para el cuarto round, después de haber depositado en dos ocasiones en la lona a Monroe Jr. decidió dejar de castigar con la misma efectividad.

Con mucha confianza y levantando la mano para convertirse en el siguiente rival del boricua Miguel Ángel Cotto o el mexicano Saúl Álvarez, Golovkin demostró destreza en su golpeo y un descuido en su defensa, pues en momentos de valentía Monroe logró asestar varios golpes que aunque no hicieron daño llegaron a marcar la cara del campeón.

"Demostré que pertenezco a los mejores, me siento estupendo, hice todo esto por ustedes. Este show lleno de drama fue para ustedes", abundó un alegre Golovkin, quien además hablo en español.

Al campanazo inicial, Monroe Jr. comenzó con gran movimiento de piernas, totalmente de costado para evitar ser un blanco fácil, pero la manera de cortar el ring del europeo lo llevó a moverse un poco más y evitar el castigo con la mano derecha.

Su calidad de zurdo le dio una ventaja inicial a Monroe, pero no duró mucho tiempo, para el segundo round Triple G comenzó a medir. Como francotirador esperó el momento adecuado para tirar una potente derecha que entró sin resistencia a la mandíbula y mandó al neoyorkino desmadejado al suelo.

Una buena preparación ayudó a Monroe a levantarse y resistir hasta que terminara la contienda, pero la caída le costó perder las piernas, del segundo al sexto que duró la contienda, el prospecto ya no tuvo la movilidad que lo llevó a sobrevivir el primer round.

El resto de la contienda, Golovkin demostró maestría y jugó con su oponente que no tuvo herramientas para hacer contrapeso y jugando con los tiempos y espacios hizo que Monroe cayera de nuevo y perdiera todo impulso.

El desenlace llegó a los 45 segundos del sexto episodio con una derecha a la mandíbula que depositó al peleador apodado Mongoose en la lona, tras el conteo del referí decidió no seguir apoyado por su esquina.

De esta manera GGG mejoró su foja a 33 victorias, 30 por nocaut y 20 cloroformos al hilo; mientras que Monroe sumó su segundo descalabro.

Niño Maravilla se mantiene invicto

El hermano menor del ex campeón mexicano Erik Morales conquistó la victoria número 28 de su carrera al noquear en ocho rounds al capitalino Danny Flores en un duelo pactado en peso súpergallo.

El referi decidió detener las acciones al no ver respuesta del pupilo de Marco Antonio Barrera.

La clave para que el boxeador zurdo mejorara su foja fue la mano derecha que lo ayudó a neutralizar al Venado.