ROBERTO FIGUEROA 
30 de julio de 2016 / 10:40 p.m.

Erick “Goyito” Pérez, regresaba a la jaula octagonal de UFC tras casi 8 meses de ausencia, después de aquel triunfo que tuvo en Noviembre en UFC en Monterrey.

El regio, empezó con más movimiento, intentando conectar patadas horizontales y preocupando a Francisco Rivera, quién se veía paciente y esperando al contra ataque, sin embargo, la presión de “Goyito” fue aumentando, conectando varios golpes e incluso una rodilla; el boxeo de “Cisco” fue mermado con una buena distancia que Pérez encontró casi al final de la pelea.

A pesar de ser un peleador con muy buen estilo de lucha en piso, además de conocimiento de Muai Thai, Pérez decidió hacer la mayor parte de su pelea en el stand up. El primero en sangrar fue Rivera, quién fue derribado en una ocasión, además, un golpe a la quijada que lo derribó. A segundos de terminar el segundo round, Erick, tuvó la oportunidad de conseguir un derribe que en los puntos para su tarjeta iban a beneficiar.

En un inicio impresionante el tercer y último round, Rivera, al igual que lo hizó durante la semana, reto al intercambio de golpes a Goyito y los dos salierón a darse con todo en un intercambio impresionante, al grado que ambos desgastarón su cardio en una gran forma, pero, con mayor problema para Cisco. Erick, con un control de piso muy bueno, montó, contecto de martillo e hizó daño, que Rivera dejaba un baño de sangre en la lona.

Por decisión unánime, Erick “Goyito” Perez, se lleva al triunfo y al final declaró: “Soy mexicano y la gente quiere que salgamos como guerreros, pero, también he aprendido que tenemos que ganar round por round y eso es lo que estoy haciendo. Quiero seguir mucho tiempo en UFC”