mmdeportes
26 de marzo de 2015 / 03:12 a.m.

Con casi veinte años de carrera profesional, el Hijo del Perro Aguayo se consolidó como una de las mayores figuras de la lucha libre mexicana. Desde su presentación el 18 de junio de 1995, el gladiador mexicano se consolidó de manera rápida como uno de los ídolos del público mexicano.

Desde el inicio de su carrera, el líder de los 'Perros del Mal' se encargó de mantener en alto el legado de su padre, al grado de participar en su gran despedida. El Perro Aguayo se despidió de los encordados el 30 de marzo del 2001, tras perder su cabellera en una lucha de apuestas.

Universo 2000 retiro al Perro Aguayo con un martinete

El 'Can de Nochistlán' se mantuvo fuera de los encordados hasta el 18 de marzo del 2005, cuando retornó para un combate de despedida, Al lado de su hijo, el 'Can Mayor' se retiró en una lucha de apuesta, en la cual raparon a Cien Caras y Máscara Año 2000.

El heredero de la leyenda se encargó de vengar la gran derrota de su padre en el 2006, al enfrentar en un duelo de apuestas a Universo 2000. Tras una dura contienda, el Hijo del Perro Aguayo consiguió derrotar a su oponente, despojándolo de su cabellera y vengando a su progenitor.