RAFAEL RIVERA
3 de agosto de 2015 / 04:54 p.m.

Considerado como uno de los mayores iconos de la lucha libre, el norteamericano Hulk Hogan vive uno de los momentos de su carrera, debido a la filtración de un video. Debido a una serie de comentarios racistas, los cuales forman parte de un vídeo personal, el gladiador se ha visto seriamente afectado.

El portal Gawker Media fue responsable de dar a conocer un vídeo de Hogan, en el cual profiere varios insultos racistas. La cinta, en la que Hogan aparece teniendo relaciones sexuales con la modelo Heather Cleam, le ha costado al luchador su contrato con la WWE, al igual que su lugar en la próxima edición de Big Borther UK, provocando valiosas perdidas económicas.

Ante esta situación, el ‘Hulkster’ buscaría una compensación multimillonaria, lo cual fue dado a conocer por el portal Solowrestling. “Su carrera está arruinada, ha sido despedido de la WWE. Literalmente, no tiene a otro lugar donde ir”, declaró David Houston (abogado de Hogan) al juzgado encargado del caso entre el gladiador y la empresa de internet.
La defensa de Hulk Hogan exigiría una compensación monetaria de 91 millones de dólares, para reparar los daños causados por la filtración del vídeo.