rigoberto juárez
26 de marzo de 2015 / 05:15 a.m.

La tristeza era evidente. Ni los lentes obscuros ocultaban sus lágrimas. Hace tres días eran rivales en el ring. Rey Mysterio apareció este medio día en la misa de cuerpo presente del Hijo del Perro Aguayo, a quien propinó su último golpe en vida.

El ‘619’ arribó al parque funeral Colonias acompañado de Konan y el Perro Aguayo. Despojado de su máscara, Rey Mysterio ingresó al templo ante los gritos de apoyo de varios compañeros: “Ánimo Rey, estamos contigo”.

Desde el inicio de la ceremonia, el ex luchador de la WWE acompañó de pie el féretro del Perrito y en ningún momento se despegó, sólo hasta el momento de la paz, la cual ofreció a los integrantes de la familia Aguayo Ramírez.

Al culminar la misa, Rey Mysterio lloró desconsolado en la primera fila del templo, al tiempo que los dolientes y presentes abandonaban el recinto, para darle paso a la cremación del cuerpo del luchador.

Rey Mysterio abandonó el templo del funeral Colonias en medio de varios de sus compañeros, quienes impedían el contacto del ‘619’ con la prensa y aficionados. El luchador fue ingresado a una sala de espera para posteriormente abandonar el cementerio en su camioneta.