13 de febrero de 2015 / 04:32 p.m.

Mississippi.- El gigante de internet Google se enfrentará al procurador general de Mississippi Jim Hood el viernes cuando pida a un juez que bloquee una investigación que el funcionario emprendió contra la compañía.

Hood investiga a la empresa tecnológica desde 2013 para evitar que su motor de búsqueda sirva para hallar drogas, así como música, películas y videojuegos piratas. El procurador quiere que se investigue si Google está facilitando la actividad ilegal a través de su servicio de autocompletar, el cual completa automáticamente las palabras al escribir una búsqueda. El funcionario también acusa al motor de búsqueda de supuestamente vender publicidad en videos de su portal YouTube que al parecer promocionan el comportamiento ilegal.

El caso, que es seguido de cerca, tiene a Google y grupos de la industria diciendo al juez de distrito Henry T. Wingate que una ley de 1996 protege a las empresas de ser responsabilizadas por lo que digan terceras personas.

El secretario de justicia estatal, un demócrata, dice que está investigando las acciones de Google y que la empresa de Mountain View, California, puede ser responsabilizada bajo las leyes del consumidor de Mississippi. Hood dice que la compañía se puso a la defensiva porque no sabe lo que el procurador va a encontrar.

Google demandó a Hood en diciembre y le pidió a un juez que le impida buscar cargos penales o demandar a la empresa después de que el fiscal general, a través de una orden judicial, solicitara información sobre las operaciones de Google. Sin embargo, Hood aceptó no solicitar esa información hasta el 6 de marzo.

Google argumenta que es inmune a gran parte de la investigación de Hood gracias a una ley federal de 1996, la Ley de Decencia de las Comunicaciones. Esa legislación señala que las empresas de internet no pueden ser responsabilizadas por lo que digan terceras partes.

Hood argumenta que el momento para reclamar inmunidad sería después de que su investigación arroje algunos hechos.

Un grupo respaldado por la industria del cine y competidores de Google, junto con otros 11 fiscales estatales, respaldan a Hood.

Grupos del sector informático se han unido al esfuerzo de Google para bloquear la investigación.

FOTO Y TEXTO: AP