REDACCIÓN
21 de mayo de 2015 / 12:23 p.m.

Aunque muchos creen que la principal característica de un luchador es ser rudo, Konan Big y el Hijo del Ninja demostraron que también pueden ser sensibles.

Ambos luchadores estuvieron en un programa especial con Ernesto Chavana este miércoles por la noche y demostraron su lado tierno al contar con la presencia de sus mamás.

Los gladiadores relataron anécdotas y momentos que marcaron sus vidas. Incluso el Ninja no pudo contener las lágrimas con su madre.

Hijo del Ninja
Konan Big