AGENCIAS
3 de abril de 2016 / 09:06 p.m.

Brock Lesnar fue castigado como pocas veces, pero al final salió con el brazo en alto tras doblegar a un valiente Dean Ambrose, que ni con todos los objetos utilizados pudo sacar el triunfo en una de las luchas más esperadas de Wrestlemania 32, estilo callejero y sin reglas.

El AT&T Stadium recibió el máximo evento de la WWE, donde la “Bestia” fue puesto a prueba por el “medio lunático”, quien se valió principalmente de un palo de kendo para golpear a su rival, quien solo utilizó sus manos, rodillazos y más de 10 suplex.

Ambrose fue dominado por la superioridad física de su oponente, pero Lesnar recibió incontables golpes con el palo de kendo, diversos sillazos en todo el cuerpo y que abrieran un extinguidor en su rostro, además de un golpe bajo.

Incluso Ambrose sacó una motosierra y un bat con alambre de púas, con los que no pudo hacer daño. Logró aplicar un “dirty deeds” sobre algunas sillas, pero hasta eso resistió Lesnar, que luego de 13 suplex y un F5 liquidó al “lunático” para lograr la victoria.