AGENCIAS 
13 de diciembre de 2015 / 08:24 a.m.

Conor McGregor respaldó cada palabra que había dicho a Jose Aldo con un espectacular puñetazo.

McGregor frenó a Aldo con un golpe de izquierdas a la mandíbula a los 13 segundos del primer asalto del combate del sábado por la noche, para arrebatar el cinturón del peso pluma en la función UFC 194 a su rival.

McGregor (19-2) terminó la pelea con un eléctrico intercambio de golpes justo después de la campana inicial, esquivando la primera derecha de Aldo y derrotando al campeón brasileño con su formidable pegada.

Aldo (25-2) terminó su golpe y alcanzó a McGregor con la izquierda, pero se desplomó sobre el suelo. McGregor se abalanzó y solo se separó tras asegurarse de su triunfo.

Aldo había ganado 18 peleas consecutivas los últimos 10 años, pero ni el mejor luchador del peso pluma de la UFC pudo sobrevivir a McGregor.

McGregor

El locuaz luchador irlandés había provocado a Aldo durante la promoción del combate, retrasado por una lesión del brasileño, solo que su victoria fue incluso más dramática de lo que predijo. El triunfo de McGregor fue el más rápido en una pelea por el título en la historia de la UFC, superando la victoria de Ronda Rousey sobre Cat Zingano en 14 segundos en UFC 184 en febrero.

"La precisión vence a la potencia, y el tiempo vence a la velocidad", dijo McGregor. "Jose fue un campeón fenomenal. Merecía seguir un poco más, pero sigo sintiendo que al final, la precisión vence a la potencia y el tiempo vence a la velocidad. Eso es lo que pasó".

En un combate previo, Luke Rockhold logró el cinturón del peso medio de la UFC en un sangriento combate a cuatro asaltos ante Chris Weidman, que hasta ahora estaba invicto, ante el emocionado público que llenaba el MGM Grand Garden Arena.