REDACCIÓN - @MMDEPORTESMX
8 de julio de 2016 / 05:54 p.m.

La UFC evitó por cuestión de minutos otra cancelación. La campeona, Miesha Tate estuvo cerca de no dar el peso ante Amanda Nuñez y se tuvo que desnudar para vencer la báscula.

Tate llegó justamente a la hora límite para subirse a la báscula. Para el presidente Dana White debió ser gran alivio.

Después que Jon Jones fue quitado por dopaje de la pelea principal ante Daniel Cormier, esto hubiera sido una catástrofe si hubieran tenido que quitar el combate entre Nuñez y Tate que ya estaba programada para pelea estelar.