TOMÁS LÓPEZ
20 de marzo de 2016 / 10:09 p.m.

Como los buenos vinos, Octagón y Volador derrotaron a Pierko e Hijo del Espectro en el combate estelar de la función de lucha libre celebrada en la Arena Coliseo.

Fue la primera ocasión que los legendarios luchadores técnicos hicieron pareja para presentarse en la capital de Nuevo León.

“Creo que la gente merece un respeto y lo menos que podemos hacer es seguirnos preparando, no sólo como luchador, también como personas, me siento muy contento de regresar a Monterrey y que la gente responda de esta manera”, expuso Octagón.

“Es la primera vez que estoy con Volador aquí en Monterrey pero mira siempre tratamos de dar un buen espectáculo y hoy contra rivales muy buenos”.

Lamentó la intervención a favor de los rudos del referee El Yaqui, a quien calificó de “Malandrín”.

Con una actitud y posturas propias de Pierroth, Pierko El Boricua realizó pases de baile, desafió a Volador y se dirigió de manera soez hacia los fanáticos.

En la tercera y decisiva caída, Octagón rindió a Pierko para que la pareja de técnicos recibiera el reconocimiento de los aficionados.
Al final, Hijo del Espectro y Octagón denunciaron que hay personas que están usurpando el nombre y haciendo presentaciones en el norte del país.

En la lucha semifinal, Rico Rodríguez retuvo su campeonato Crucero de Llaves y Candados al superar en un triangular de la muerte al Mocho Cota y Quinto Elemento.

Ronaldinho y última Sombra hicieron pareja para ganar a Psicótico y Desafío, gladiadores rudos que los superaban en peso y estatura.
En otra lucha estrella, Mini Difunto y La Chocolata ganaron a la pareja formada por Mini Hator y Tsunami.

En el duelo inicial de la función dominical, Arlequín se llevó el triunfo sobre Angelus.