TOMÁS LÓPEZ
13 de marzo de 2016 / 09:05 p.m.

En la función celebrada este domingo, Desafío y Última Sombra aprovecharon su mayor experiencia para superar a Súper Jack y Apóstol en el combate estelar realizado a una sola caída.

Apóstol tuvo su primera oportunidad en un combate principal, aunque corrió con poca fortuna frente a las marrullerías de los gladiadores rudos, que además tuvieron el contubernio del referee, Boby Franco III.
“Así como estos chavos que sientan lo que es llegar a una lucha estrella, a mí me ha costado sangre, sudor y lágrimas, no nomás va ser así “chalupa y buenas”, porque no soy escalón de nadie”, declaró Desafío.

“Aquí en Monterrey hay madera en el nuevo talento, estamos para lo que quieran y si quieren más, ahí mea avisan”.

Súper Jack y Última Sombra tuvieron un enfrentamiento fuera del cuadrilátero que provocó la protesta del público.

Apóstol agradeció la oportunidad que tuvo en un combate estelar en la catedral de la lucha libre.

“Para esto nos preparamos y buscamos entrenar fuerte día a día y la verdad que estoy muy agradecido con la Arena Coliseo por esta oportunidad…ha sido una buena experiencia, son buenos rivales y espero que haya la revancha”, señaló el joven gladiador.

En otros combates, Ronaldinho se llevó el triunfo en un triangular de la muerte a una caída frente a Mini Hator y Mini Difunto en duelo sancionado por el referee, Juan Coronas.

El ganador aprovechó la rivalidad que tienen los otros dos luchadores “minis”, al grado que Difunto lo “salvó” de recibir el conteo de los tres segundos para recuperarse y superar sobre el final a Hator.
En otra lucha, Ángel del Futuro superó también en una sola caída a Arlequín.