CORTESÍA LA AFICIÓN
8 de abril de 2016 / 07:00 p.m.

La carrera de 21 años en los cuadriláteros del filipino Manny Pacquiao se acerca a su fin el sábado, con el icono filipino empeñado en cimentar su legado como uno de los más grandes boxeadores de la historia y, para ello, necesita una victoria contundente sobre Timothy Bradley.

Ambos peleadores, en la ceremonia de pesaje en el MGM Grand Garden Arena, no tuvieron problema en la báscula: 145.5 libras para 'Pacman' y 146.5 de Tim. Todo en orden para el adiós del filipino.

Pacquiao (57-6-2), de 37 años, dice que su tercera batalla contra Bradley, en Las Vegas, será su última pelea antes de colgar los guantes para seguir una carrera política en su país natal.

Este sábado, Pacquiao ganará otros 20 millones en su última entrega de la trilogía contra Bradley, que sorprendió al tagalo con una controvertida victoria por decisión en 2012, antes de perder la revancha dos años más tarde.