Carlos Contreras Legaspi | la afición
10 de julio de 2015 / 06:21 p.m.

Meses de promoción, una gira mundial y el escenario más grande para el UFC, el International Fight Week en Las Vegas prepararon el camino para la nueva estrella de las artes marciales mixtas: Conor McGregor.

José Aldo no está, el único campeón del peso pluma en la historia de la promotora se bajó del barco por una lesión en la costilla, algo que sucede cada día en los campamentos, pero esta vez no había forma de detener el tren de popularidad del retador irlandés .

Chad Mendes está listo para el reto, pelearán por un cinturón interino pero para McGregor no hay diferencia, “Si Aldo está corriendo de miedo que puedo hacer. No puedo forzar a un hombre a pelear si tiene lastimada una costilla, no puedo hacer nada, es lo que es, yo voy a estar ahí, en 145 (Libras) el 11 de julio y saldré con el oro”, declaró a La Afición.

Para muchos, Mendes puede ser un rival más peligroso en el camino de McGregor, un experto en lucha con cinco nocauts en sus últimas siete peleas, pero la confianza del hombre que saltó de la jaula para amenazar a Aldo en la tribuna tras su última pelea no cambia,.

“Voy a destruirlo, quien sea que se cruce conmigo en el octágono saldrá destruido, el pequeño Chad tiene que cuidar su cabeza”, agregó.

Conor hizo su campamento en Las Vegas desde hace más de tres meses y critica al campeón y su equipo por salir de este compromiso, “Muchas veces (peleó lesionado), siempre tienes golpes y moretones en este negocio y sigues, es lo que es”.

La semana pasada, comandó el equipo de peleadores –no campeones- en la presentación de los uniformes Reebok, algo sorpresivo, tomando en cuenta que en el grupo estaban ex campeones como Anthony Pettis, Caín Velásquez y Johnny Hendricks pero McGregor asegura que en la siguiente presentación comandará la foto de los campeones y lo motiva más, vestirse de negro y dorado con el parche de Irlanda en su hombro, “Cien por ciento, si es definitivamente una motivación que haya una línea de campeones, será un orgullo ver los colores de mi país en la línea de campeones y creo que es una gran idea de Reebok y del UFC”, destacó.