cortesía la afición
26 de marzo de 2015 / 05:46 a.m.

Aunque suben al ring por el amor a la lucha libre y al público, el Rayo de Jalisco Jr reveló la falta de seguridad y apoyos económicos que tienen todos los luchadores. El gladiador tapatío espera que la muerte del Hijo del Perro Aguayo sea un parte aguas para que se mejoren las condiciones laborales de sus colegas.

“No puedes tapar el sol con un dedo, aquí (en la muerte de Perro Aguayo Jr) se vio que hizo falta ambulancia, no hubo atención para el Hijo del Perro Aguayo, no sé, no puedo culparlos, no sé si se pudo hacer algo más, pero es muy cierto que hacen falta ese tipo de respaldos de ambulancias y servicios médicos. No puedo hablar en general de todas las arenas, pero sí hay varias que les hace falta ese tipo de servicios para que no haya pretextos de que muere un compañero.

“Desafortunadamente uno como luchador profesional no está asegurado, no puedes tomar un seguro de vida, no te lo dan, yo pertenecí a la Empresa Mexicana de Lucha Libre, hoy Consejo Mundial de Lucha Libre durante 32 años y el único seguro que tienes es que el promotor (de la lucha) te apoye en ese sentido, que te respalde cuando haya una operación, pero la verdad carecemos de seguros, carecemos de apoyos, te lastimas, ahora sí que como Dios te bendiga, te alivias con tu dinero y por tus medios”, externó.

El Rayo de Jalisco Junior espera que la afición deje de señalar y culpar a Rey Misterio del fallecimiento del Perrito.

“Platiqué ahorita con él (Rey Misterio), obviamente está muy triste, pero no se le puede culpar, todos subimos al ring a dar el 100 por ciento, a veces nos toca la de malas, a veces subimos (al ring), a veces bajamos a la mitad, pero no se le puede culpar (de la muerte) porque nosotros estamos cumpliendo nuestra profesión, nuestro sueño que es la lucha libre. Le dije que tuviera ánimos, se imaginan si yo culpara a cada uno de los que me han lesionado, traigo 18 operaciones y no puedo estarme lamentando, esto puede pasar cuando está en el ring.

“Desde que estás arreglando la maleta en tu casa, no sabes si vas a regresar a tu casa con bien, ahora le tocó la mala fortuna de un joven talentoso y un gran guerrero como el Hijo del Perro Aguayo”.