NOTIMEX
12 de septiembre de 2015 / 11:54 p.m.

Invicto y como campeón, así terminó la carrera profesional del boxeador estadounidense Floyd Mayweather Jr, quien venció este sábado a su compatriota Andre Berto por decisión unánime.

Aunque pocos creen que haya sido el adiós del “Money”, el pugilista aseguró que fue su última pelea y la resolvió como las más recientes, con gran defensa y golpes certeros que lo llevaron al triunfo por puntuaciones de 117-111, 118-110 y 120-108.

Así, con amplio favoritismo en las casas de apuestas y de la afición que se dio cita en el MGM Grand Garden, Mayweather Jr defendió sus títulos welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial (AMB).

Una defensa casi perfecta, desplazamiento por todo el cuadrilátero y movimientos que esquivaron los intentos de golpes de Berto fueron las “armas” de Floyd, que con el jab buscaba causar daño a su compatriota.

Mayweather salió más agresivo en el tercer rollo y emocionó a la afición solo por instantes, pues luego volvía a su estilo de esquivar todos los golpes y conectar, sin mucha potencia, para ir ganando los rounds.

Berto perseguía a su oponente pero sin éxito, pocas ocasiones pudo conectarlo como ocurrió al final del séptimo giro, Mayweather respondió y la gente aplaudió, pues se vivieron segundos emocionantes, pocos pero emocionantes.

En el décimo recibieron un llamado de atención por hablar de más antes de ofrecer pelea, y aunque Berto trataba de sacar la mejor parte con una gran cantidad de golpes, ninguno, o muy pocos, encontraban su objetivo final.

El escurridizo Mayweather siguió así gran parte de la pelea, no recibía castigo y cuando podía recetaba a Berto, se sabía ganador, intocable y eso provocó que se burlara de su rival, a quien le bailó en el undécimo.

Obligado al nocaut, Berto arriesgó de más y se llevó un uper que lo puso en malas condiciones en el último, aunque “Money” no pudo noquearlo; cuando sonó la campana, Floyd se arrodilló, quizá para agradecer un triunfo más, el último de su carrera.

Aunque nadie cree en su retiro definitivo, y en espera de que anuncie su vuelta en algunos meses, este día “terminó” una brillante carrera boxística, la de uno de los más destacados pugilistas de la historia, quien se va invicto (49-0) y como campeón.