CARLOS CONTRERAS LEGASPI - CORTESÍA @LAAFICION
30 de mayo de 2016 / 02:12 p.m.

Fueron seis meses muy largos para Erik ‘Goyito’ Pérez, quien esperaba la llamada del UFC para pelear de nuevo en el octágono y finalmente lo hará ante Francisco Rivera en UFC 201 el próximo 30 de julio en Atlanta, Georgia.

Pérez Ruvalcaba confirmó su pelea a La Afición, “pasé mucho tiempo sin pelea y me dio mucha emoción porque Rivera es un tipo con mucho nombre y es una pelea que siento que voy a ganar”, expresó vía telefónica desde Monterrey.

El mexicano, con marca de 5-2 tiene una carrera muy paralela a la de ‘Cisco’ Rivera desde 2012, y han compartido rivales como Takeya Mizugaki y Edwin Figueroa.

“Es un peleador al que he seguido, siempre lo vi con atención porque sabía que en algún punto de mi carrera lo enfrentaría, ya no necesito ver sus peleas porque siempre lo he estudiado. Es una pelea buena, tiene sangre latina y le gusta el intercambio. Es una pelea bonita para la gente”, agregó ‘Goyito’, quien en noviembre pasado cumplió su sueño de ganar un combate en Monterrey, frente a su gente.

En cuanto a su rival, se entrena a conciencia en Alliance MMA, pero no está preocupado por una derrota: “La verdad es que no me preocupa, tiene una pegada fuerte pero no creo que me vaya a hacer daño, no es muy completo, tira la derecha volada a la cara, patadas a la cara lo que más le temo es la experiencia pero creo que en eso estamos parejos”, agregó.

Rivera viene de perder ante John Lineker y Brad Pickett en sus últimos dos combates y está en riesgo de salir de nuevo de la promotora, como ya sucedió en 2011, “Cuando vienen de derrotas se preparan mucho mejor, pero yo siento que he estado haciendo muy bien mi entrenamiento y la dieta. Soy un peleador diferente y pues ni modo lo vamos a tener que retirar”, sentenció Pérez.

Esta será la séptima pelea del originario de Guadalupe, Nuevo León dentro del UFC y la segunda desde que se mudó a California. Para ‘Cisco’ será el tercer enfrentamiento ante nacidos en México, pues en el pasado venció a los tijuanenses Antonio ‘Tigre’ Duarte y a Alex Soto.