RIGOBERTO JUÁREZ
2 de abril de 2015 / 03:58 a.m.

Rey Bucanero, uno de los gladiadores más importantes de la lucha libre mexicana charló con La Afición. No ocultó su tristeza por el adiós del 'Perrito', reveló que Rey Mysterio piensa en retirarse por el cargo de conciencia, y espera que los promotores brinden mejores condiciones de trabajo a cada uno los luchadores, sin importar la empresa que representen.

El 'Corsario' fue parte del homenaje que se le rindió al Hijo del Perro Aguayo en el Martes de Glamour de la Arena Coliseo de Guadalajara. Subir nuevamente al ring tras el fallecimiento de su compañero no fue nada fácil. El miedo y la emoción se apoderaron de él.

Rey Bucanero es franco. Sabe que la muerte ronda en cada función y arena. Reconoce que su familia es la que más sufre: "Mi esposa está muy preocupada, ella quiere que ya no luche por el riesgo, pero es algo que nos apasiona y vivimos de esto".

El impacto emocional fue brutal. Las horas han trascurrido y el dolor continúa. Las imágenes de Tijuana siguen grabadas en su mente, pero el show debe continuar. El pasado viernes, Rey Bucanero no sólo perdió la cabellera (en la Arena México), también un amigo.

¿Cómo encuentras a Rey Mysterio tras este suceso?

“Él está devastado, uno se entrega a la gente, este es un deporte de contacto, obviamente tiene sus reglas, no subes al ring con la intención de matar a alguien o hacerle daño a más no poder. Rey Mysterio está devastado, hasta donde sé, él ya no quiere luchar y eso es muy doloroso”.

¿Cómo fue el subir nuevamente al cuadrilátero tras la muerte del Perrito?

“Fue una lucha llena de sentimientos, fue algo que a todos nos duele, pero son los riesgos de trabajo. La gente incrédula cree que esto es actuación, si realmente fuéramos actores no pasaría nada, ya vieron que los golpes existen y ahí están los resultados. Nosotros sabemos que subimos a un ring, pero no sabemos si vamos a bajar”.

¿Hay miedo en el luchador en cada función?

“Sin duda alguna existe, todos los que aceptamos esta carrera lo tenemos en mente (el miedo), sabemos los riesgos, desafortunadamente a veces el público no lo valora, espero que a partir de hoy le tengan más respeto a la lucha libre, que vean que nos rompemos el alma”.

¿Cómo te enteraste de la muerte de Pedro Aguayo?

“Yo estaba en el homenaje a dos leyendas (en la Arena México), luchando simultáneamente a mis compañeros de Tijuana, ya había terminado nuestra lucha, ya estábamos desvistiéndonos y de repente llegaron las llamadas, hablaban del accidente y después lo confirmaron”.

¿Qué te provocó la noticia?

“No es digerible, fue impactante, muchas veces no lo crees hasta que ya lo confirmas, así ha pasado con varios compañeros que se han adelantado, como Fabián El Gitano, Dr X, Héctor Garza, Emilio Charles, Súper Brazo, es muy lamentable y doloroso porque siempre ha existido una gran amistad”.

Siendo una familia, ¿qué anécdota recuerdas con el Hijo del Perro Aguayo?

“Una vez le hicimos una broma en Ciudad Juárez, estábamos comiendo en un restaurante y le dijimos a toda la gente que trabajaba que era cumpleaños del Perro, le llevaron mariachi, le cantaron las mañanitas y no era su cumpleaños, él no sabía ni qué hacer, pero es algo que vivimos y que la gente no se da cuenta”.

Ahora que se habla de seguridad, ¿el luchador está seguro en cada combate?

“Depende en qué arena estés, se supone que en las grandes como la de Tijuana sí hay, era una arena y un evento bastante grande y tenían que tener todo a la mano. Las arenas grandes donde luchan los profesionales hay más seguridad, pero esto a veces pasa, no hay culpables. De hoy en adelante hay que estar más alerta en esto, porque cuando pasa un accidente como éste se ponen nerviosos y no saben cómo actuar”.

¿Es verdad que ustedes no tienen seguros médicos y de vida?

“Sería muy bueno que las autoridades permitieran que nosotros pudiéramos asegurarnos. Normalmente las aseguradoras no nos permiten asegurarnos por el tipo de trabajo, que es riesgoso”.

¿Qué enseñanza debe dejar la muerte del Perrito?

“Aparte de tener paramédicos, meter un doctor en cada arena 100 por ciento profesional, especialista en Ortopedia, que sepa qué hacer con este tipo de golpes, que no sea médico general, que no sólo sepa dar los primeros auxilios”.