JOSÉ MANUEL VILLALVA - FACEBOOK: ELPEPESPORTS
21 de junio de 2016 / 06:29 p.m.

La WWE ha anunciado que ha suspendido 30 días a Roman Reigns por violar la política de bienestar, es decir por consumir sustancias prohibidas.

El luchador se disculpó por Twitter: "Pido disculpas a mi familia, amigos y aficonados por mi error por violar la política de bienestar de la WWE. No hay excusas. Lo acepto".

Reigns acababa de perder su título de la WWE el domingo pasado en Money in the Bank. 

Lo interesante de la suspensión es que Reigns está programado en la lucha principal para enfrentar a Dean Ambrose y Seth Rollins el próximo 24 de julio en Washington D.C. en la cartelera de Pago por Evento, Battleground.

El castigo de 30 días inicia inmediatamente y alcanzaría a regresar para el evento en Washington.