DIEGO MORENO | @diego_puyol
17 de febrero de 2016 / 12:55 p.m.

Ronda Rousey fue a un Hooters tras su famosa cita con un marino. La peleadora fingió ser otra persona y empezó a criticar su derrota en el UFC 193.

“No la aguanto. Creo que es la peor peleadora del mundo”, mencionó ‘Rowdy’.

La mesera no se quedó callada: “Estás muy equivocada. ¡Ella es genial! Cuando ella pelea ganamos mucho dinero en propinas”, respondió la trabajadora muy enfurecida.

Después de un rato, la empleada se dio cuenta que estaba discutiendo con la famosa estadounidense, por lo que decidió calmarse.

No hay duda que poco a poco Ronda se ha ido recuperando del combate ante Holly Holm, incluso ya bromeó sobre ello.

Ronda y Hooters