1 de marzo de 2015 / 09:34 p.m.

Barcelona.- Samsung dio a conocer sus más recientes smartphones, el Galaxy S6 y el Edge que ofrecen un cuerpo delgado hecho de metal de grado aeronáutico, en un intento por recuperar su trono que actualmente ocupa el líder mundial Apple. Diseñado tras una operación denominada "Proyecto Cero", el Galaxy S6 y su variante de bordes curvos son fundamentales para los planes de Samsung de revertir el fuerte descenso en los ingresos por su smartphone, que llevó en 2014 a su primera caída anual de sus ganancias en tres años.

Según algunas estimaciones, Apple superó el año pasado a Samsung como el mayor fabricante de teléfonos avanzados del mundo, con ventas récord de 74,5 millones de iPhones en el trimestre terminado en diciembre, ante el gran éxito de los modelos iPhone 6 y del iPhone 6 plus de pantalla grande. El gigante surcoreano presentó este domingo los renovados teléfonos Galaxy en el Mobile World Congress de Barcelona y llegará al mercado como uno de los productos más importantes lanzamientos en la historia de la compañía. Samsung aún no divulga los precios de los aparatos o en qué lugares realizará las primeras ventas. 

De las características que hay que destacar incluyen una carcasa hecha de metal de peso ligero utilizado en los aviones, un escalón por encima del plástico que decepcionó a muchos críticos del anterior S5. El Galaxy S6 actualiza cámara de la versión anterior y la pantalla, y excluye varias aplicaciones impopulares del software que enfurecieron a los usuarios por ocupar memoria.

Los dos terminales cuentan con cámaras traseras de 16 megapíxeles y frontales de 5 megapíxeles, ambas con funciones avanzadas.  

El dispositivo móvil tendrá procesadores de 14 nanómetros Exynos de Samsung de 64 bits. Los teléfonos también son los primeros de Samsung para soportar la carga inalámbrica como una característica estándar. Cuentan con baterías no extraíbles para hacerlos más delgados. Para compensar la falta de baterías intercambiables, Samsung dice que una carga de 10 minutos conectado desde el cable da cuatro horas de energía. La compañía está promocionando la compatibilidad del Galaxy S6 con un nuevo sistema de pagos móviles que está preparando el lanzamiento en los Estados Unidos y Corea del Sur en el segundo semestre de este año, utilizando la tecnología de LoopPay que recientemente fue adquirida. El sistema, en colaboración con los bancos y compañías de tarjetas de crédito como MasterCard y Visa, permitirá a los usuarios realizar pagos móviles a través de lectores de banda magnética de la tarjeta sin el accesorio adicional necesario para otros modelos. Los nuevos buques insignia de Samsung también vendrán con conexión de dos años, 115 GB de almacenamiento en la nube a través OneDrive de Microsoft, lo que sugiere la mejora de las relaciones entre las empresas después de que establecieron una disputa de patentes el mes pasado.

FOTO Y TEXTO: REUTERS