17 de febrero de 2015 / 05:23 p.m.

Monterrey.- Los teléfonos inteligentes son algo común en nuestra manera de vivir por la comodidad y servicio que ofrece, pero todo eso tiene un costo: perder la privacidad.

El anonimato es una fantasía al usar un dispositivo de este tipo, pues fácilmente se puede saber, quienes somos, donde estamos y que hacemos.

El GPS revela la ubicación geográfica, sumada a la data, las fechas y el número de serial del teléfono, revelan todos tus movimientos.

En Facebook, Twitter o Instagram, por ejemplo, se puede hacer un post de tu ubicación, a menos que deshabilites la función.

Además las compañías telefónicas recolectan en cada llamada la información sobre a quién llamaste, cuanto duró la conversación y dónde estabas cuando tuvo lugar.

Hay muchas cosas que pueden hacerse para disminuir la cantidad de datos disponible al público. La más sencilla es revisar la configuración de tu teléfono para asegurar mayores niveles de seguridad, y elegir cuáles aplicaciones te gustarían utilizar o no relacionadas a la data de ubicación.

FOTO: Especial

TELEDIARIO DIGITAL