RAFAEL RIVERA
31 de agosto de 2015 / 03:35 p.m.

Envuelta en un gran escándalo, la luchadora Zahra Schreiber vivió su debut y despedida de la WWE por una publicación en redes sociales. Como nueva adquisición de la marca de desarrollo NXT, la gladiadora realizó su gran debut en la empresa norteamericana durante una presentación en Florida, suceso que paralizó las redes sociales.

Por medio de internet, cientos de aficionados recordaron un momento polémico en la vida de Zara, al publicar en su cuenta de Instagram una serie de fotografías con tintes nazis, lo cual desató la indignación de cientos de fanáticos. Ante el escándalo provocado por estas publicaciones, la WWE lanzó un comunicado en el cual anunciaban el despido de la luchadora.

Antes de su debut en los encordados, Schreiber había ganado fama por ser la novia actual de Seth Rollins, actual portador del cinturón de campeón de la WWE y de los Estados Unidos. Previamente la gladiadora se había visto envuelta en otro escándalo, al darse a conocer una serie de fotos de ella desnuda, en la cuenta de Twitter de Rollins (quien alegó que su cuenta había sido hackeada).