NOTIMEX
9 de noviembre de 2013 / 10:47 p.m.

Ciudad de México.- A 10 meses de trabajo, la Cruzada Nacional contra el Hambre atiende a dos millones de personas que no tenían acceso a alimentación, el padrón de beneficiarios del programa para adultos mayores aumentó a cinco millones y se tiene 1.5 millones de jefas de familia inscritas en el seguro de vida.

Durante una gira de trabajo por el estado de Durango, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, destacó que el primer año de gobierno ha sido de retos y de poner en la agenda nacional, la necesidad de reformas que cambien y transformen al país..

Rosario Robles Berlanga destacó que el programa será universal. Sin importar la condición social, todo adulto mayor de 65 años tendrá derecho a esa pensión. "Es lo justo, no estamos regalando nada".

Subrayó que la Cruzada Nacional contra el Hambre, puesta en marcha desde el inicio de la presente administración, no pretende repartir despensas sino realizar el esfuerzo para que la población tenga derecho a la alimentación, vivienda, salud y servicios para que viva con dignidad.

Es por ello, dijo, que uno de los objetivos del programa social, es derrotar el mito de que la gente en pobreza sólo puede vivir de los subsidios, pues subrayó que la gente pobre tiene mucha dignidad y no quiere que le den, sino que la apoyen con trabajo para sacar adelante a su familia.

Acompañada por el gobernador de esa entidad, Jorge Herrera Caldera, así como por los alcaldes de Durango y El Mezquital, Esteban Villegas e Ismael Hernández, respectivamente, la funcionaria señaló que la cruzada permite "construir la política social desde abajo, con la gente, con la comunidad".

Reiteró que hace 10 meses se puso en marcha la cruzada con una población objetivo de siete millones de mexicanos en pobreza alimentaria extrema, periodo en el que, insistió, se llegó a más de dos millones de personas que no tenían acceso a la alimentación.

Robles Berlanga detalló que el programa para adultos mayores que amplió la pensión universal de 65 a 70 años, hoy ya es una ley aprobada por el Congreso de la Unión.

Refirió que en ocho años afilió a tres millones de personas, y en lo que va de esta administración se tienen registrados a dos millones de personas, es decir, 60 por ciento más de lo que se hizo en ocho años.

La funcionaria destacó el programa será universal ya que sin importar la condición social, todo adulto mayor de 65 años tendrá derecho a esa pensión. "Es lo justo, no estamos regalando nada".

Respecto al Seguro de Vida para Jefas de Familia, la funcionaria federal detalló que ya se tienen a 1.5 millones de mujeres inscritas, quienes podrán garantizar un presente y un futuro a sus hijos cuando ellas lleguen a faltar. Con el apoyo mensual de este seguro tendrán la posibilidad de terminar la universidad.

Cristian Emmanuel Chávez Portillo, de diez años de edad, acompañado de su abuela Isabel Portillo recibió de manos de la titular de Sedesol, el primer cheque del seguro de su madre.