13 de junio de 2013 / 07:19 p.m.

San Nicolás.- El ingeniero industrial que fue acusado injustamente de haber participado en una serie de asaltos en negocios de San Nicolás y Apodaca, por los que estuvo 10 meses preso en el Cedeco nicolaíta, recibió sentencia absolutoria por parte de la juez que llevaba su proceso.

Se trata de José Humberto Banda Balderas, de 30 años de edad, habitante de la colonia Los Encinos, en Juárez, Nuevo León, quien siempre alegó su inocencia, pero le pusieron varias pruebas falsas en su contra, demostrando lo contrario.

Según informes proporcionados por las autoridades, el joven fue capturado el pasado 16 de agosto de 2012, cuando fue sacado por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones destacamentados en San Nicolás, al mando de un detective de apodo "El Dino", quien ya no está en ese lugar.

El abogado Mauricio Castillo Flores, defensor del ingeniero, dijo que se aportaron las pruebas suficientes que demostraron que el día en que se cometió uno de los asaltos, el inculpado estaba trabajando en la empresa Caterpillar sin salir de la planta en García, Nuevo León.

La juez segundo de San Nicolás, Rosalinda Zapata Leal, prácticamente "enderezó el camino" al analizar las pruebas y saber que el joven era inocente.

"Se demostró con las pruebas que José Humberto andaba laborando, que nunca cometió los asaltos, la juez hizo una valorización correcta de las pruebas en donde se demostró la inocencia del ingeniero, entonces se dictó la sentencia absolutoria", expresó el litigante.

Gracias a los amparos, Banda Balderas nunca pisó algún penal de Nuevo León, pero su cumpleaños número 30 lo pasó encarcelado.

Ahora, el abogado y el ingeniero industrial buscarán que haya una indemnización.

"El nuevo Código Penal de Nuevo León contempla el pago de una indemnización por daños y perjuicios, debido a que hubo dolo, torturas, tratos inhumanos, por eso exigiremos al Estado resarcir los daños según los artículos 82 al 86", mencionó Castillo Flores.

IRAM OVIEDO