6 de noviembre de 2013 / 09:37 p.m.

Monterrey.- Con las lluvias de Ingrid el pasado mes de septiembre, la sequía en Nuevo León llegó a su fin tras años de problemas para el sector ganadero y agrícola. No obstante, los efectos provocados tardarán mucho tiempo en desaparecer.

En un balance global, la Corporación para el Desarrollo Agropecuario estimó en 100 mil cabezas de ganado las pérdidas por la escasez de agua, la mayoría de ellas rematadas al 50 por ciento de su valor real para evitar con ello que la afectación de los productores fuera mayor.

“Hubo una reducción de 100 mil cabezas de ganado en el hato ganadero del estado de Nuevo León, pero esas 100 mil cabezas de ganado fueron más que todo vendidas por los ganaderos, no fueron muertas.

“De esas 100 mil, aproximadamente cuando mucho fue un 5 por ciento el ganado que se murió y que bueno, ahora estamos trabajando en la repoblación del hato ganadero en todo el estado de Nuevo León, traemos diferentes programas”, señaló Ramón Villagómez, titular de la dependencia.

Este proceso de repoblación tardará hasta una década, puntualizó la Unión Regional Ganadera, pero dependerá de que las autoridades realicen fuertes inversiones en tecnología para salir en este período.

“Los datos que dicen los técnicos, el hato no nada más del estado, sino el hato nacional y el hato norteamericano, que mucho nos interesa a nosotros porque es el mercado más importante de nosotros, es de 6 a 10 años en recuperar el hato ganadero.

“Pero es si se le tecnifica mucho, si se le hacen muchos proyectos de apoyo y desarrollo de la ganadería del estado”, refirió Adrián de la Garza, presidente de la Unión Regional Ganadera.

El estado advirtió en tanto que el agua captada por las lluvias de septiembre servirá únicamente para dar abasto durante 6 meses, y Nuevo León ya no es susceptible de nuevos apoyos para sequía por las precipitaciones registradas.

“Creemos que para el próximo año, todavía para los primeros meses del próximo año contamos con agua, lógicamente estas aguas que han caído han sido de mucho beneficio, pero no son suficientes, requerimos que vuelva a llover”, señaló Villagómez.

El monto total de pérdidas económicas será presentado por el organismo ganadero en diciembre o enero del próximo año, una vez que los productores presenten su reporte final.

Luis García