9 de junio de 2013 / 04:04 p.m.

La mayor incidencia de agravios, en DF, Veracruz, Chiapas y Edomex.

  

México • La Comisión Nacional de los Derechos Humanos dio a conocer que de las 143 agresiones contra periodistas documentadas en los últimos años, solo 27 han sido consignadas ante la autoridad judicial, de las cuales a 12 han dictado sentencia condenatoria.

En el contexto del Día de la Libertad de Expresión, la comisión realizó un recuento de los ataques, documentando que de 2000 a la fecha hubo 84 homicidios de periodistas, y de 2005 al 30 de abril de 2013, 20 desapariciones de trabajadores de los medios de comunicación, así como 39 atentados contra sus instalaciones.

Destacó que 91 por ciento de los casos se quedan en la impunidad, siendo el Distrito Federal donde se registra la mayoría de los casos.

Señaló que las autoridades contra las que se ha presentado el mayor número de quejas documentadas ante la CNDH de 2010 a 2013, han sido la Procuraduría General de la República, la Policía Federal, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de Justicia de Veracruz y la Secretaría de Gobernación.

La mayor incidencia de agravios a periodistas se ha registrado en el Distrito Federal, Veracruz, Chiapas, Estado de México y Chihuahua. A través del Programa de Agravio a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos, la comisión impulsa la cultura de la denuncia.

También exhorta a las autoridades competentes a actuar de manera pronta y expedita a fin de evitar cualquier tipo de agresión a los profesionales de la información y a las instalaciones de los medios.

Llamó a erradicar cualquier manifestación de impunidad y llevar ante la justicia a quienes cometen agresiones a este sector, porque la libertad de expresión, consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los artículos 6 y 7, contribuye al ejercicio de otros derechos y libertades fundamentales.

Tales como la libertad de prensa, los derechos de reunión, asociación y participación política, sin olvidar el derecho que tiene la sociedad de mantenerse informada.

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) informó que en mayo pasado se registraron 11 detenciones arbitrarias, frente a las 10 documentadas en los primeros cuatro meses del año.

Calificó de graves los casos de nuevas legislaciones que criminalizan, en el ámbito penal, conductas como la injuria o la difamación en distintos medios de comunicación, incluido internet.

Ejemplo de ello es la propuesta de reforma al Código Penal de Nuevo León, que al penar estas conductas lesiona fuertemente la libertad de expresión.

Dijo que la reputación y el honor no deben estar protegidos por la legislación penal, sino que corresponde a la civil.

EUGENIA JIMÉNEZ