25 de julio de 2013 / 10:48 p.m.

Monterrey • De los 134 puentes peatonales que tiene Monterrey en sus calles, sólo 20 reciben mantenimiento por parte del Municipio, pues el resto están concesionados o fueron construidos por alguna empresa particular, principalmente para utilizarlo con fines publicitarios y, por tanto, la autoridad no tiene injerencia en ellos.

Al iniciar los trabajos de restauración del paso peatonal sobre la avenida Bernardo Reyes, a la altura de la calle Colón, el secretario de Servicios Públicos regiomontano, René Reitchard Ross, puntualizo que todos los puentes son seguros en su estructura, y así lo ha definido Protección Civil.

Reitchard Ross enfatizó en que los puentes peatonales reciben mantenimiento continuo, principalmente de pintura y limpieza, y proporcionó el número telefónico 072 para que quienes vean uno en malas condiciones, lo reporten, para darle su mantenimiento adecuado.

Sin embargo, reconoció que el municipio sólo se encarga de 20 pasos peatonales, pues los demás son privados.

De los 134 que existen, 39 son de la empresa EMMEPE; 29 de Publitop; 9 de Imágenes de Impacto; 5 de Publitop Ecológico; 4 de Publirex, y con dos aparecen GBS y Rentable, en tanto que las empresas Antaris, Oca, Convex, y Car One tienen uno cada una.

En esos pasos peatonales, la responsabilidad del mantenimiento es de las mismas empresas propietarias, dado que tienen una concesión municipal para construirlo, y por tanto, conservarlo en condiciones que eviten riesgos para los transeúntes.

En lo que sí interviene el municipio es en la supervisión que hace Protección Civil de Monterrey, para verificar que existen condiciones seguras, sobre todo en la estructura.

Reitchard Ross puntualizó que es muy normal que todos los puentes metálicos vibren, pero no hay razón para sentir que pueda caerse.

"Los ingenieros los construyen con algunas junturas, de modo que el movimiento de vehículos y personas cauce vibración en una parte cada vez, y no en todo el puente al mismo tiempo, de ese modo, no sufre daño".

Aunque el metal es un material resistente, en la construcción, si se pone muy rígido, puede sufrir grietas y quebrarse, con efectos desastrosos.

El funcionario aclaró que en el puente peatonal de Bernardo Reyes y Colón, se comprobó que no hay riesgo de derrumbe, en base a un dictamen recién realizado, pero sí se encontraron varios escalones demasiado maltratados, lo que causó el cierre del puente por varios días, para repararlos.

"Hay escalones con daño, que se van a reparar, básicamente los haremos nuevos", dijo.

FRANCISCO ZÚÑIGA