12 de septiembre de 2013 / 10:49 p.m.

Mérida.- El 62 por ciento de la población infantil yucateca se adscribe como maya, pero sólo uno de cada 20 recibe educación en ese idioma, según conclusiones de un estudio auspiciado por la UNICEF.

La investigadora Leticia Paredes Guerrero dio a conocer los principales indicadores de este estudio "Los derechos de la infancia y adolescencia en Yucatán", auspiciado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

En esta evaluación, dijo, también se advierte la necesidad de políticas públicas para evitar el trabajo infantil, y el aspecto como el embarazo temprano o la drogadicción.

Ante la directora para México de UNICEF, Isabel Crowley, la investigadora local señaló que existen datos alentadores, como el hecho de que 62 por ciento de los yucatecos menores de 17 años se adscriben como mayas, lo cual es ventajoso para la transmisión de la herencia cultural.

Por el contrario, alertó de hechos graves como que el rezago social es alto en la entidad, al igual que la marginación y pobreza, pues el 52 por ciento de los niños de cero a 17 años viven en pobreza y un 12 por ciento en pobreza extrema.

Aunque se ha avanzado en algunos rubros, como el hecho de reducir la mortalidad infantil de 37 por cada mil nacidos vivos a 11.5 por cada mil nacidos vivos, aún se debe trabajar para reducir al mínimo estos indicadores.

Otro punto preocupante, expuso, es el relacionado con la desnutrición, sobrepeso y obesidad, en especial cuando hablamos de niñas y adolescentes, pues se estima que 37 por ciento de ellas presentan desnutrición y 42 por ciento sobrepeso y obesidad.

En materia educativa, la especialista consideró que es necesario trabajar, ya que indicadores como la prueba Enlace nos indica que en español y matemáticas los niños, niñas y adolescentes yucatecos presentan niveles de insuficiencia.

En lo que respecta a la cobertura en educación, Paredes Guerrero precisó que se tiene 100 por ciento en educación primaria, pero en preescolar 14 por ciento de los niños que deberían estar en las aulas no lo hace.

En secundaria esta cifra se eleva 23 por ciento, mientras que en superior llega a 50 por ciento.

"Además, -dijo- aunque tenemos un alto nivel de niños indígenas, la educación indígena atiende a un niño maya por cada 20 niños, niñas y adolescentes en educación castellana.

Otras agendas pendientes corresponden a la atención de niños, niñas y adolescentes yucatecos con discapacidad, y ampliar los sitios para su atención; así como erradicar la trata de personas, prostitución y pornografía infantil.

A su vez, garantizar entornos escolares libres de violencia y discriminación, así como de prevención de enfermedades de transmisión sexual como el VIH-Sida o de los embarazos no deseados.

(Notimex)