— JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO
3 de septiembre de 2013 / 01:25 p.m.

Chihuahua • Luego de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, rindiera su Primer Informe de Gobierno, el gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, dijo que el 2013 debe ser recordado como el año de las grandes transformaciones del país.

“El presidente ha marcado un compromiso muy concreto y que a la par convoca a la nación entera: El 2013 debe ser recordado como el año de las grandes transformaciones del país”, expresó el mandatario al agradecer el reconocimiento presidencial sobre su entidad.

 

“En un corto plazo se ha probado la eficacia política del presidente, ha tomado decisiones valientes, ha conducido al país en momentos muy complicados de seguridad, estabilidad, de provocaciones, pero ha privilegiado la política y ésta dando resultados”, afirmó.

 

Al saludar el compromiso que estableció EPN para activar la economía desde el punto de vista del financiamiento, dijo, “me parece que es una de las mejores estrategias y que la reforma que ha entrado al Congreso en esta materia, tendrá efectos inmediatos”.

 

“Para Chihuahua es una gran noticia, requerimos el crédito, tenemos infraestructura, la plataforma educativa, las mejores condiciones de competitividad y sólo requerimos el crédito para detonarlo, así es que el crecimiento de Chihuahua está asegurado”, indicó.

 

Asimismo manifestó su beneplácito por el reconocimiento que hizo el presidente de México, Enrique Peña Nieto, a las instituciones de seguridad del estado de Chihuahua, en donde resaltó los avances de seguridad que se han logrado en esta entidad.

 

“Me parece que es un informe en el que el presidente plantea a la nación, tal como está, en las condiciones que la recibió, el comparativo respetuoso, pero sí muy claro del entorno que se tenía en el contexto internacional o en el ámbito de seguridad o el rezago educativo, son los grandes temas, junto con los programas sociales que el presidente ha marcado con una gran claridad”, indicó.

 

Por último, el gobernador señaló que el Presidente ha tenido la voluntad, decisión y carácter para plantearle las reformas al país que estaba polarizado en la política, en el que las resistencias de la anarquía plantean riesgos de estabilidad.

 

“El país le ha respondido al primer mandatario al tamaño de sus instituciones, mismas que están más fortalecidas que nunca y la esperanza de los mexicanos de realmente ver elevada nuestra calidad de vida a muy corto plazo como lo ha confirmado el presidente”, concluyó.