15 de septiembre de 2013 / 09:33 p.m.

Eintracht Braunschweig consiguió finalmente su primer punto en la liga alemana en 28 años al concretar  un empate de 1-1 con Nuremberg.

Adam Hlousek, recién repuesto de una lesión, abrió el marcador para Nuremberg a los 28 minutos cuando el defensor estadounidense Timmy Chandler envió un centro envenenado que el volante checo conectó para colocarla junto a un poste. Fue el primer partido de Hlousek desde marzo del 2012.

Pero a los 70 sobrevino la alegría para los coleros cuando Omar Elabdellaoui empató a los 70 minutos al recibir de Karim Bellarabi.

Braunschweig regresó a la Bundesliga después de una ausencia de 28 años, pero perdió sus primeros cuatro partidos de la temporada.

"Hubiera preferido los tres puntos", se sinceró el técnico de Braunschweig, Thorsten Lieberknecht. "También demostramos en partidos anteriores, contra Borussia Dortmund y Werder Bremen, que tenemos derecho a jugar en esta liga".

Si los recién ascendidos no se llevan los tres puntos se debe a la sobresaliente actuación del arquero de Nuremberg, Raphael Schaefer, que atajó un cabezazo a quemarropa de Ermi Bicakcic sobre la línea y agregó dos atajadas salvadoras en tiempo de descuento.

"Si hubiésemos aprovechado todas nuestras oportunidades habríamos terminado 6-1", afirmó Bellarabi.

Poco antes, en el otro encuentro de la jornada, Hoffenheim resistió la reacción de Borussia Moenchengladbach para vencer 2-1 en su primer triunfo liguero en casa propia.

Anthony Modeste abrió la cuenta justo antes del intervalo cuando su cabezazo se desvió en Filip Daems para dejar sin defensa al arquero.

Kevin Volland, que le sacó astillas a un poste a los 5 minutos, aumentó a 2-0 a los 54 cuando eludió a dos defensores y sometió al golero rival con un tiro cruzado.

El suplente Branimir Hrgota, de Moenchengladbach, descontó a los 75 después de gambetear a tres defensores.

"Trabajamos duro hasta el final para la victoria", afirmó el técnico Markus Gisdol, de Hoffenheim.

AP