El socio ha declarado también que “Con esta actitud del club me vienen ganas de volver a decirle al presidente lo que le dije. Me esta cargando de motivos para volverlo a escribir. Yo lo siento mucho, seré un maleducado pero estoy en mi espacio de twitter y es mi opinión, son ellos los que están cobrando de mi dinero".
3 de julio de 2013 / 09:04 p.m.

La Comisión de Disciplina del FC Barcelona abrió un expediente disciplinario al socio Marc Estarriola por insultar al presidente del Sandro Rosell el pasado 22 de abril, en su cuenta personal de Twitter en donde manifestó su descontento por el anuncio del Barcelona en el que todos los socios debían acudir a las instalaciones del club para actualizar sus datos, dentro del proceso de actualización del censo.

 

Con su twitter, Estarriola cometió una falta sus obligaciones como socio según el artículo 11.2 de los estatutos del club.

 

Los comentarios de Estarriola fueron los siguientes:

“El hijo de puta de Rosell me obliga a ir al Camp Nou a renovar los datos del Censo bajo amenaza de retirarme la condición de socio si no lo hago”.

 

“De qué sirve pagar 200 euros cada año por ser socio de un club dónde todo son obligaciones y prácticamente no tienes ni un solo derecho”.

 

“Rosell se levanta por la mañana pensando de qué manera puede putear a los socios que son el alma del club”.

 

“Muchos se llenan la boca cagándose en Joan Laporta cuando en realidad no hay cáncer más grande para el Barça que Rosell”.

 

El citado artículo de los estatutos del Barça, en materia de obligaciones del socio, dice así: “Ejercer todos los derechos que le otorga su condición de socio o socia con la dignidad y el respeto que merecen la imagen, el buen nombre y la proyección pública de la entidad y, en lo referente a los derechos de participación en las actividades del Club y a los de libre expresión y manifestación, con el respeto al honor, a la dignidad y a la intimidad que merecen los otros socios y socias, compromisarios y compromisarias, directivos y directivas, deportistas, jugadores y jugadoras, técnicos y técnicas, empleados y empleadas, o cualquier otra persona vinculada al Club”.

 

Tras abrirl el expediente el club notificó y citó al socio para que acuda a explicar su versión de los hechos pero hasta el momento no existe sanción alguna.

 

El aficionado explicó en un programa de televisión, que ya recibió una carta certificada en la que se le informaba del expediente y se le citaba a acudir al club.

 

Estarriola sorprendido afirmó que no tiene intencion de acudir a la cita propuesta por el club, no sin antes reconocer su error: “hay una cosa muy clara y es que soy un maleducado, esto no lo puede discutir nadie, pero de ahí a incoar un expediente disciplinario en mi contra hay mucha diferencia” y añadió “hay libertad de expresión y yo lo que he hecho es decir lo que pienso en mi cuenta de twitter”.