28 de junio de 2013 / 04:02 p.m.

Monterrey • Porque no se tomó en cuenta a la ciudadanía, el presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad de Nuevo León, Alfonso Verde Cuenca, criticó la decisión del Ayuntamiento de Monterrey y de la alcaldesa Margarita Arellanes, de fusionar la Secretaría de Seguridad con la de Vialidad y Tránsito.

Verde Cuenca comentó que si separadas ambas dependencias no funcionan, difícilmente lo harán fusionadas, pues con esta unión podría prestarse a la extorsión.

"La realidad es que con estas decisiones que trascienden muchísimo en la vida cotidiana de la ciudadanía aquí en el caso de Monterrey, yo creo que vale la pena preguntarnos cómo se están operando, si verdaderamente se toman las decisiones como resultado de estudios de expertos, de estudios serios, de buscar aterrizar verdaderamente los compromisos que permitan recuperar la seguridad vial y la seguridad ciudadana preventiva policial.

"Primero podemos afirmar que no se está tomando en consideración a la ciudadanía, si bien pudiéramos pensar así en términos muy democráticos, que la comunidad está representada a través del Ayuntamiento, a través de los regidores, bueno la realidad es que cuando se tiene esa mayoría de regidores, jamás hemos visto que polemicen, que debatan públicamente la toma de estas decisiones, simplemente la voz de quien preside el Ayuntamiento, en este caso la alcaldesa, es la que marca la línea a seguir", comentó.

El Cabildo de Monterrey aprobó este jueves por unanimidad la modificación al Reglamento Orgánico del Gobierno Municipal de Monterrey con el que se fusionan la Secretarías de Seguridad Pública con la Secretaría de Vialidad y Tránsito.

A pesar de que no se informó a detalle en qué consiste la fusión, se dijo que la unión de ambas dependencias tiene más relación con el lado administrativo que en lo operativo, y que el Artículo 23 en el cual se describían las atribuciones de la dependencia de Tránsito desaparecen.

"No podemos tomar dos cosas que no funcionan, que todavía ni tan siquiera han dado muestras con los síntomas necesarios para pensar que van en la dirección o en el camino correcto como es la Policía de Monterrey y como es su área de Tránsito y de seguridad vial (...), yo pudiera afirmar que esto se presta más a la confusión ciudadana y ojo, a la extorsión, y la extorsión es mediante la cual se comete el delito de cohecho”" comentó el funcionario.

RICARDO ALANÍS