26 de marzo de 2013 / 11:31 p.m.

Tierra Colorada, municipio de Juan R. Escudero, Guerrero • La titular de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero (PGJ), Martha Elva Garzón Bernal, abrió una investigación en torno al crimen de Guadalupe Quiñones Carbajal, comandante de la policía comunitaria, asesinado por un comando en Tierra Colorada.

Explicó que la alcaldesa del municipio de Juan R. Escudero, Elizabeth Gutiérrez Paz, determinó separar del cargo al director Óscar Ulises Valle García, toda vez que se dice existen imputaciones en su contra de responsabilidad de algunos delitos.

La fiscal guerrerense dijo que se mantiene un operativo de efectivos de la Policía Ministerial y Comunitaria, para detener al homicida del comandante Quiñones Carbajal, aunque hasta el momento no se han dado resultados favorables.

“Se produce el asesinato de uno de sus comandantes de la policía comunitaria, Guadalupe Quiñones Carbajal, en la comunidad de San Juan del Reparo Sur. Este comandante había acudido a las instancias de la Procuraduría de Justicia a denunciar algunas cuestiones de cobro de piso y extorsiones y la muerte del comandante es por venganza”, explicó la fiscal guerrerense en conferencia de prensa.

En la rueda de prensa, la fiscal Garzón Bernal estuvo acompañada por el promotor comunitario de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, la alcaldesa de Juan R. Escudero, Elizabeth Gutiérrez, y del subsecretario de Seguridad Pública Estatal, Leonardo Vázquez.

Ahí la procuradora dijo que “se inició una investigación correspondiente y se ha tomado hoy la decisión de someter a consideración del cabildo la separación del cargo del director de Seguridad Pública para llegar a cabo la investigación”.

 JAVIER TRUJILLO