26 de agosto de 2013 / 09:40 p.m.

San Luis Potosí • Hilda Deyanira, joven indígena sentenciada por un juez por el delito de aborto, fue absuelta por el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, donde se encontraba en revisión un recurso de apelación interpuesto por la defensa de la joven de origen indígena.

La Coordinación de Comunicación Social del Poder Judicial del Estado informó que el pasado viernes, los magistrados de la Quinta Sala del Supremo Tribunal de Justicia resolvieron a favor de Hilda, quien cuando ocurrió el aborto tenía 18 años de edad.

El 9 de julio de 2009, Hilda había salido de su casa a una presa para acarrear agua para las labores domésticas, lo cual hizo en varias ocasiones durante el día. Por la noche se sintió mal y al día siguiente amaneció con un sangrado vaginal.

Originaria del ejido La Palma del municipio de Tamuín en la región Huasteca, la joven fue llevada al Hospital Comunitario de esa localidad.

Los médicos que la atendieron le diagnosticaron que tenía embarazo de seis semanas y que había abortado. Le condicionaron la atención médica a que firmara un papel en el que se hacía responsable de haber abortado voluntariamente.

Indígena de origen, fue acusada ante el Ministerio Público por parte del hospital que la había atendido.

En julio de 2012, fue detenida y consignada a un juez, mismo que la encontró culpable y en abril de 2013 le dio sentencia condenatoria, misma que la joven seguía en libertad.

El caso fue atendido por organizaciones civiles no gubernamentales y, asesorada, la mujer apeló a la sentencia ante el Supremo Tribunal de Justicia del Estado.

El pasado viernes por la tarde la Quinta Sala que preside el magistrado Carlos Alejandro Robledo Zapata, resolvió la absolución de Hilda.

Desde 2009, bajo el gobierno del panista Marcelo de los Santos Fraga, la mayoría de diputados del PAN, aprobó reformas constitucionales en favor de los derechos de los no nacidos desde su concepción.

ANTONIO GONZÁLEZ VÁZQUEZ