José Luis Garza
10 de abril de 2013 / 07:34 p.m.

Como una historia de nunca acabar el domingo pasado Elías Hernández volvió a sufrir los abucheos en la cancha del Volcán, quizá como chivo expiatorio ante la falta de triunfos en casa o tal vez como un pasatiempo que algunos seudo aficionados han hecho suyo haga lo que haga el jugador.

Lo cierto es que el volante ya se esta haciendo inmune a las reprimendas de cada encuentro pues inclusos al no encontrar una causa a tal efecto solo le provoca risa al jugador.

"En mi carrera me han sucedido cosas mucho mas complicadas como para estarme preocupando por esas situaciones, ahora que me toca vivirlo ya me causa hasta risa de que por cualquier cosa abuchean, lo tomo de la mejor manera para aprender", expresó Elías quien remarcó.

"No entiendo todavía que fue lo que paso no creo que haya hecho algo mal dentro de la cancha".

Pero esto que esta viviendo Hernández no es nuevo, pues en torneos anteriores algún sector de los aficionados felinos han manifestado justa o injustamente su molestia con sonoras reclamaciones a algún jugador en particular, basta recordar ejemplos como los de Sergio Almaguer, Jesús Olalde, Eduardo Rergis, Francisco Fonseca, y mas recientemente el brasileño Itamar Baptista jugadores que en algunos casos quizá no fueron comprendidos o su futbol nunca terminó de convencer a los que pagan boleto.