18 de febrero de 2013 / 02:16 a.m.

Monterrey.- • El cuerpo de la menor, que presuntamente fue asesinada por su propia madre en el municipio de Escobedo, continúa aun en el servicio médico forense por una serie de trámites que le están exigiendo a la abuela para que sea entregado.

Doña Rosa Elvia Aguirre Delgado, madre de la presunta homicida, dijo que aún en el Semefo no le han entregado el cuerpo de la bebita, porque le piden un trámite diferente cada ocasión, cuando acude ante las autoridades para realizar el reclamo del cuerpo.

Doña Rosy quiere ahora que las autoridades la apoyen para poder darle cristiana sepultura a su nieta porque mencionó no tener recursos, ni siquiera para poder velar a su nieta.

Pero además pidió el apoyo de un abogado, de la Comisión de los Derechos Humanos para que pueda su hija Cándida Ivette García Aguirre, tener una defensa, ya que nadie se ha acercado a ayudarla y asegura que la muerte de la menor fue un accidente y no un crimen como lo señalan las autoridades investigadoras.

Pero, además, doña Rosy dijo que han tenido incomunicada a su hija, porque solo una ocasión le ha podido llevar de comer a las celdas de la Policía Ministerial, puesto que no dejan que la vea, ya que le dicen que anda en revisión médica, esto pese a haber ya tramitado un amparo ante las autoridades federales.

La señora Rosa Elvia Aguirre Delgado sigue sosteniendo la versión de que la muerte de la pequeña se trató de un lamentable accidente, ya que presuntamente los ministeriales utilizaron la supuesta versión de una niña de tres años para inculpar a su hija, que hoy se encuentra detenida acusada de homicidio.

Debido a esto pide ayuda, ya que, según mencionó, no cuentan con los recursos para pagar un abogado y que lleve el caso para poder comprobar que su hija es inocente y salga en libertad para que esté presente en el sepelio y entierro de su hija.

ALBERTO VÁSQUEZ