10 de diciembre de 2013 / 12:54 a.m.

Monterrey.- El plazo para regularizarse ante la Secretaría de Hacienda vence el 13 de diciembre, y quienes no lo hagan, podría verse muy afectados, porque entrarían en un régimen que les obliga a mayor carga administrativa y tributaria, es decir, más trámites y más pagos, por lo que lo recomendable es hacerlo antes de que se acabe la oportunidad, recomendó el fiscalista Héctor Nava Ramos.

Esto vale también para quienes están en el sector informal, y que en el 2014 podrían ser detectados en sus ingresos en base a los gastos, dado que la autoridad Fiscal tendrá mecanismos y facultades para seguir los gastos y exigir a los contribuyentes y no contribuyentes a justificar sus ingresos, para que empaten con sus erogaciones.

“Mucha gente que ha estado de forma informal durante el 2013, vale la pena que se regularice, y todavía tienen la oportunidad hasta el próximo viernes 13 de diciembre, que es dentro de unos días, para ir a hacer su trámite y regularizare”.

El Régimen de Pequeño Contribuyente desaparece, y en su lugar entra el Régimen de Incorporación, pero no todos los Repecos podrán ser incluidos, explica el fiscalista de ProFase.

“Quedarían en un régimen que se llama régimen de incorporación, pero va a estar muy selecto, las personas que puedan entrar en ese régimen no serán los profesionistas, sólo gente con actividad empresarial que compra y vende, que no sean franquicitarios”.

La fecha límite es el 13 de diciembre, explicó Nava Ramos, al señalar que esta problemática la analizarán en un foro que realizarán el miércoles 12 de diciembre, pues muchos Repecos que no estén regularizados, no tendrán la oportunidad de quedar en ese nuevo formato fiscal, y corren el riesgo de que la Secretaría de Hacienda los incluya en el Régimen General de Ley, explicó

Nava Ramos explica que la Secretaría de Hacienda tendría facultades para revisar no sólo los ingresos, sino los gastos. Quien trabaja en el sector informal, pero tiene gastos altos, sería requerido por la autoridad fiscal, e incluido en un régimen distinto.

 “En esta figura fiscal, Régimen General de Ley, aparte de que tienen que llevar una contabilidad, no tienen los beneficios del régimen de incorporación”.

La mayor parte de quienes tienen negocios en el sector informal manejan un flujo de compra y venta que bien puede configurarlos como Repecos, pero si no se registran como tal antes del 13 de diciembre, si Hacienda los detecta, los hará contribuyentes en el régimen general.

Actualmente se calcula que unos dos millones y medio de Repecos tienen alguna irregularidad ante Hacienda, principalmente por no haber declarado a tiempo sus ingresos.

Francisco Zúñiga