29 de enero de 2013 / 11:00 p.m.

En una reunión con 281 ediles del país, el alcalde porteño reprochó que el gobierno federal no quiera ayudar a los municipios endeudados.

 Acapulco, Gro. • El gobierno municipal de Acapulco no busca ni ultimátum ni enfrentamientos con el presidente Enrique Peña Nieto ni con el titular de la Secretaría de Hacienda, Luis Videgaray, declaró el alcalde porteño, Luis Walton Aburto, luego de la reunión que sostuvieron 281 ediles del país.

“No queremos enfrentarnos con el presidente (Enrique Peña Nieto) ni con (Luis) Videgaray, en años pasados se rescató a los bancos, a las carreteras, por qué no ahora a los municipios”, reprochó.

Lo anterior durante la firma del primer cabildo infantil, en el que participó la titular de la Secretaría de Educación de Guerrero y del IFE, así como alumnos con los mejores promedios de algunas escuelas del puerto.

Explicó que el diputado federal del Movimiento Ciudadano, Víctor Jorrín Lozano, fue quien convocó a los ediles del país que enfrentan serios problemas financieros en sus municipios y dijo que el tema fundamental que se discutió es que la federación rescate a las comunas que están en quiebra.

También le recordó a Luis Videgaray, que la Secretaría de Hacienda no es la última instancia a la que los alcaldes con problemas financieros podrían recurrir para rescatar las alcaldías que están quebradas, ya que también está la Cámara de Diputados, Senadores, incluso hasta el Presidente de México.

Walton Aburto consideró que es tiempo de diseñar un programa para el rescate de los municipios que tienen hoy una crisis económica que afecta directamente a los gobernados ante la falta de servicios y beneficios municipales.

Señaló que con la recaudación del impuesto predial hoy podrá pagar la abultada nómina del ayuntamiento, pero aclaró que ese dinero no alcanza para las deudas que se tienen con los constructores, bancos y proveedores que desde la pasada administración no se cubrieron.

El alcalde porteño comentó que se realizaron varias propuestas y que ésta fue la primera de varias reuniones que se tienen programadas a nivel nacional con sus similares, donde seguirán en busca del diálogo con la federación y dijo que su postura fue muy clara, “no a la confrontación, pero sí a una solución”.

JAVIER TRUJILLO