2 de julio de 2013 / 09:39 p.m.

El técnico de la Selección Mexicana Sub 20, Sergio Almaguer, dijo sentirse tranquilo porque su equipo dio el máximo y porque los jugadores dieron todo aunque existe tristeza en el plantel tras la eliminación en la Copa del Mundo Sub-20 Turquía 2013.

Los tricolores juveniles tuvieron excepcional primer tiempo, tomaron la ventaja 1-0 con golazo de Arturo González, generaron otras tres acciones claras de anotación, pero en el segundo periodo España se les fue encima y terminó con victoria de 2-1 para clasificar a cuartos de final.

"Me parece que son las circunstancias del partido. Elaboramos al principio una jugada como lo teníamos pensado que se iba a presentar y logramos hacer ese gol, después se puso en condiciones el partido, de crear posibilidades al desdoble, tuvimos oportunidades de gol y aquí lo que cuentan son los goles", dijo Almaguer.

Consideró que en el segundo periodo imperaron las circunstancias, que fue "la necesidad de ellos, de ir (al frente) a empatar".

Rechazó que haya existido "un cambio radical" en el accionar de sus jugadores y reiteró que "hubo una necesidad de España de ir al frente, pero sí aceptó que le faltó tomar la decisión de "sacar un poquito más el equipo (de su área, donde se encerró), y también tener un poquito más de posesión del balón".

Expresó que "estamos tranquilos en el sentido que hicimos lo máximo, dimos todo, los jugadores hicieron el trabajo pesado, tenemos mucho que hemos sembramos para el futbol y van a estar a una muy buena edad para las eliminatorias y el mundial del 2018 de Rusia".

Luego de no haber refrendado el título del Torneo Esperanzas de Toulon y haber quedado eliminados en octavos de final de este Mundial, a lo cual se suman los resultados negativos del Tricolor Mayor, respondió a un reportero turco que "no tengo ninguna duda que se va por el camino correcto en todas las selecciones".

En lo personal dijo estar tranquilo con su trabajo, pero obviamente "no estoy satisfecho, estoy triste, veníamos por otros objetivos".

Referente a su futuro, mencionó desconocer el mismo, porque cuando llegó al puesto hace más de dos años no preguntó por cuanto tiempo sería.

"Estoy feliz en selecciones, me encanta formar jugadores, se llega uno a encariñar demasiado y uno tiene que tomar decisiones muy difíciles, tiene uno que ser muy objetivo", dijo.

Notimex