21 de febrero de 2013 / 10:57 p.m.

Guerrero • La Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero aceptó entrar a la discusión sobre la regulación de los grupos de autodefensa que operan en la Costa Chica, también invitó al diputado federal, Manlio Fabio Beltrones a conocer el proyecto de seguridad que ante el avance de la criminalidad pusieron en marcha las comunidades indígenas.

El dirigente de la UPOEG, Bruno Placido Valerio, manifestó que ve con buenos ojos la iniciativa que presentó el senador perredista Sofío Ramírez Hernández, en el sentido de promover un marco legal para las policías comunitarias que existen en Guerrero y que ya surgen en otras partes del país.

"Necesitamos que las comunidades se pongan de acuerdo para generar un diálogo intenso con el Poder Legislativo a nivel local y federal, para tener una regulación que reconozca un sistema de seguridad y justicia para esta región de Guerrero", anotó Placido Valerio.

Agregó que el asunto puede encauzarse adecuadamente si existe voluntad, por eso invitó a los partidos políticos a dejar de lado sus confrontaciones ideológicas.

Respecto a los comentarios que en su momento emitió el diputado federal Manlio Fabio Beltrones, Placido Valerio consideró importante que las críticas que se emitan sean constructivas, ya que la UPOEG buscó el diálogo no solo con el gobernador Ángel Aguirre Rivero, también con el gobierno federal porque los habitantes de los pueblos en autodefensa nunca desconocieron al Estado mexicano.

Indicó que el problema de la inseguridad ha hecho crisis no solo en Guerrero, también en otros puntos del país y eso se confirma con la aparición de más grupos de autodefensa en Oaxaca, Tabasco, Morelos y Michoacán.

"La verdad es que urge buscar un nuevo modelo de comunicación con los pueblos y los ciudadanos para reconstruir el país, porque hay mucha desesperación por el tema de la seguridad y de la justicia, esto no solo incumbe a los habitantes de Guerrero".

Dijo que sería importante que el diputado Manlio Fabio Beltrones se tome el espacio para visitar las comunidades y municipios que se declararon en autodefensa, en primer lugar para comprobar que de ninguna manera se desafió a las autoridades legalmente establecidas, pero también para comprobar que la sociedad los respalda porque bajaron de manera importante los niveles de criminalidad.

Precisó que la invitación se hace en tono conciliador, sin el ánimo de alimentar una polémica que no beneficia a nadie.

"Este movimiento no está contra nadie, al contrario quiere ayudar a todos; no estamos contra los que tienen y por el contrario, solamente tratamos de que entre todos construyamos el desarrollo que se necesita en el país".

Agregó: "Sabemos que hay quienes tienen la sospecha de que hay algunas gentes detrás de nosotros, pero al final los resultados serán los que hablen, esos serán más importantes que todo lo que podamos decir".

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN