29 de septiembre de 2013 / 07:19 p.m.

Puebla asestó un duro golpe en su afán de permanecer en la Primera División y de paso mantiene vivas sus esperanzas de pelear por un sitio en la liguilla, luego de vencer por 2 goles a 0 a los Xoloitzcuintles de Tijuana, en aduana que tuvo lugar la tarde de domingo en la cancha del estadio Cuauhtémoc.

Saldo con el que los dirigidos por Rubén Omar Romano lograron apenas su segunda victoria en casa, gracias a la solvencia que en la parte de atrás volvieron a mostrar, misma que se combinó con la contundencia que sus jugadores en el eje de ataque tuvieron para darle forma al resultado en el que los fronterizos exhibieron sus carencias en lo físico y futbolístico.

Si bien Tijuana tuvo las primeras opciones de peligro con par de arribos que Joe Benny Corona no aprovechó, Puebla fue despertando de a poco, siendo Matías Alustiza el que tocó la puerta rival, cuando al 9, sacó fogonazo que salió desviado, pero que fue un aviso de lo que más tarde habría de ocurrir.

Xolos se vio afectado por las malas condiciones del terreno de juego, luego de que su estelar, Javier Gandolfi, debió abandonar el campo por lesión, lo que obligó a Jorge Almirón a echar mano de Oliver Ortiz, que cumplió a lo largo del compromiso, aunque poco pudo hacer para eludir el daño.

Justo al cruzar el 22 en el reloj, Alustiza se vistió de héroe tras controlar un trazo largo que le permitió ingresar por el sector de la izquierda, donde un titubeo del arquero enemigo, Cirilo Saucedo, lo llevó a precipitarse y a dejar su cabaña sin resguardo, lo que el sudamericano aprovechó para quitarse de encima la marca y así sacar el fogonazo que encontró las redes como destino final para el 1 por 0.

Acción que hizo reaccionar al contrario, que mediante el contragolpe quiso emparejar, quedando todo en buenas intenciones, luego de que Fidel Martínez perdió en dos ocasiones en el mano a mano con Jorge Villalpando, que así contribuyó al éxito que en complemento los Camoteros lograron cuajar.

Cabe destacar que poco antes de la pausa obligada, el central blanquiazul, Jesús Chávez también se fue lesionado por el estado del campo, lo que abrió la puerta a Nicolás Ruvalcaba, que junto a Michael Orozco y Jonathan Lacerda, dieron fuerza a la zona baja, que pese a verse agobiados por momentos, contaron con toda la fortuna para eludir el daño.

Al abrirse la segunda mitad, La Franja tuvo en Alfredo Moreno la ocasión del segundo tanto tras error de Saucedo, que entregó el balón al delantero naturalizado, que terminó retratando el rostro del guardavallas, para así iniciar el festín ofensivo de los locales que continuó con sendos arribos por cortesía de Alustiza que se quedó corto en su afán de resolver.

Ya en plena recta final, cuando corría el 83 en el reloj, “Chango” Moreno sirvió al uruguayo, Carlos Sánchez, que bajó de pecho y sacó riflazo cruzado que coronó el 2 a 0, con lo que el charrúa corroboró el gran partido que ofreció, marcando su primer tanto en el balompié nacional con esta victoria de gran importancia para el Puebla.

Edgar González