28 de febrero de 2013 / 05:23 p.m.

El medio de contención del Real Madrid, el español Xabi Alonso aclaró que el estilo de juego madridista no es de toque y toque, tal y como sucede con el acérrimo rival, Barcelona, pues el equipo capitalino es poderoso al contragolpe.

Xabi Alonso dejó en claro tal situación para que no se comparen los estilos de juego, pues mientras al Barça le gusta el juego de posesión y dar muchos pases para atacar, el cuadro Merengue es más vertical y en pocos toques trata de buscar el arco rival.

"Lo nuestro no es el tiqui-taca. Nuestro objetivo está claro: el área contraria", manifestó el jugador del Real Madrid, quien ya está enfocado en el fundamental partido de "vuelta" de octavos de final frente al Manchester United, a disputarse el martes próximo.

La eliminatoria se encuentra 1-1 tras el resultado en el Santiago Bernabéu, y Alonso comentó que no es obsesión ganar la décima Champions para la institución madridista.

"Desde el punto de vista de los aficionados y por la historia de ambos clubes, el Manchester United-Real Madrid es puro futbol. La Décima no tiene que convertirse en una obsesión porque eso no te ayuda, pero sí es un objetivo importante", atajó.

En entrevista al portal de la UEFA, el mediocampista también tuvo palabras hacía su entrenador portugués José Mourinho, a quien catalogó como el mejor del mundo gracias a su vasta experiencia y capacidad para afrontar los encuentros.

Me sorprende su capacidad de empatizar con sus jugadores, que es algo muy difícil de conseguir. Cuando ves que un grupo te apoya y cree en las ideas que le transmites... eso es ser un líder. Y nuestro entrenador lo es. Para mí, es uno de los mejores del mundo".

Sobre el mismo punto añadió: "Sin hablar de sus conocimientos futbolísticos, domina una cantidad impresionante de variaciones tácticas, incluso en un único partido.

"Sobre todo, en la fase previa a los partidos habla de 'auto-preparación', de cómo uno puede prepararse psicológicamente para abordar cualquier partido", compartió el Alonso.

Finalmente, explicó un poco su función dentro del terreno de juego: "Mi puesto es clave. Un mediocentro está en todas las jugadas, ayudando a sus compañeros y uniendo la línea defensiva con la ofensiva. Un mediocentro nunca se puede esconder, debe estar concentrado y mantener el nivel durante los 90 minutos.

"No puedes desconcentrarte. Un mediocentro debería tener el balón lo menos posible, debe hacer que circule de una parte del campo a otra, de la defensa al ataque y de izquierda a derecha", concluyó.

Notimex