24 de junio de 2013 / 01:06 a.m.

A lo largo de su historia, la selección de Italia ha sido conocida por el "catenaccio" (un sistema defensivo de eficacia), sin embargo, en la actualidad dicha estrategia parece quedar atrás y ahora hay preocupación por los goles recibidos.

En la actual Copa Confederaciones Brasil 2013, la "azzurra" ha visto vencida su portería en ocho ocasiones en apenas los tres encuentros de la ronda de grupos. Situación que preocupa al portero titular Gianluigi Buffon, quien, además, admitió que han sido errores lamentables.

"De verdad que espero no encajar tantos goles, porque no estoy acostumbrado y, encima, los últimos están levantando mucha polémica", declaró el guardameta de la Juventus.

Incluso, el propio Buffon reconoció que en uno de los goles de Brasil, el segundo hecho por Neymar, tuvo cierta culpa, dado que el balón entró en su poste tras el cobro de falta del nuevo jugador del Barcelona.

"La falta directa no debería haber entrado por mi palo, pero no pude ver a Neymar golpear el balón. Había seis o siete jugadores en la barrera y simplemente no vi el momento del golpeo", señaló el portero italiano.

En lo que va del campeonato, Italia, recibió un gol de México tres de Japón y cuatro de Brasil. El próximo encuentro de los italianos será el jueves frente a España en las semifinales de la Confederaciones.

A esta molestia se sumó el zaguero Giorgio Chiellini, quien dejó en claro que los goles recibidos son problema de todo el equipo, no sólo de la defensa, como se podría suponer.

"Ocho goles en contra a estas alturas es muchísimo. Hemos concedido muchos goles a balón parado, que son imperdonables. Tenemos que estar más atentos. No es un problema sólo de la defensa, es algo de todo el equipo".

Notimex