18 de marzo de 2013 / 03:15 p.m.

México • A las 16 horas del viernes 15 de marzo, Cristian Andriano Arvizu gozaba con la música del festival Vive Latino. Nueve horas después, el joven se encuentra hospitalizado grave, pero estable, en el hospital de Balbuena de la Ciudad de México.

El día más esperado para Cristian de 19 años de edad, y que le llevó a ahorrar durante meses mil 200 pesos para conseguir una entrada para los tres días del festival, será una pesadilla que jamás olvidará.

La historia comenzó desde el mediodía en la apertura del festival, Cristian llegó en compañía de algunos amigos de su escuela. Durante todo ese tiempo estuvo en comunicación vía mensaje de texto con su hermana, pero al final del día el contacto se perdió y la madrugada del 16 marzo, Cristian no regresó casa.

Al día siguiente, los padres del joven visitaron la Coordinación General de la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, a un costado del Foro Sol y Autódromo Hermanos Rodríguez, donde se realizó el acto, para saber si tenían el registro de alguna persona extraviada: “Le recomendé a la señora que fuera con las autoridades para que lo empezaran a buscar, lo hice porque a mí me pasó algo similar con un hijo y los consejos que me dieron fueron que jamás dé números personales, porque se presta a un chantaje y se lucra con el dolor”, le dijo una de las secretarias de la Ciudad Deportiva.

Se le aconsejó acudir al Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes y se le autorizó pegar en cada uno de los muros de la unidad deportiva, principalmente en las taquillas y en la entrada principal del foro, los avisos de desaparición con una foto de Cristian y tres números de celular.

Diez minutos después de concluir el concierto de la banda británica Underworld, la cual cerró el concierto, Cristian junto con los 70 jóvenes que acudieron al Vive Latino tuvieron que abandonar el Foro Sol. Y al exterior, de acuerdo con la familia, sin precisar el lugar exacto, puesto que cuenta con tres salidas principales: Eje 3 Sur Añil, Viaducto y Río Churubusco, “Cristian fue agredido, no sabemos cómo ni por qué”, dijo un tío del joven.

En redes sociales la noticia no pudo esperar, los familiares subieron una foto y la desaparición comenzó a difundirse, lo primero que se hizo fue mandar un tuit al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reportando la desaparición.

Para fortuna de los padres “y gracias a Dios”, resumió la hermana de Cristian, el joven fue encontrado en el hospital Balbuena con heridas graves y hasta ayer se encontraba en espera de entrar al quirófano.

Hasta el cierre de esta edición, los padres no habían podido platicar con su hijo, pero de acuerdo con el reporte de los paramédicos que lo llevaron al nosocomio público fue encontrado tirado en la calle con heridas importantes en todo el cuerpo, principalmente en la cabeza.

Hay dos versiones, de acuerdo con la familia, que lo recogieron a la salida del Foro Sol y otras que indican que lo levantaron herido en Eje 8 Sur, en la delegación Iztapalapa.

ALEJANDRO MADRIGAL