Óscar Rodríguez
19 de agosto de 2013 / 12:55 a.m.

 

Oaxaca • El gobernador del estado, Gabino Cué y el subsecretario de Infraestructura de la SCT, Raúl Murrieta Cummings, alcanzaron un acuerdo para avanzar en tres importantes proyectos carreteros, que colocarán a la entidad como un centro estratégico en el desarrollo del Sur-Sureste del país.

Se prevé que la autopista Oaxaca-Costa culmine en el primer trimestre de 2015 y la Oaxaca-Istmo, a fines de ese mismo año; se estima que en el primer semestre de 2014 se concluya la carretera Acayucan-Veracruz-Oaxaca, que unirá a los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz.

En entrevista Murrieta Cummings destacó la estrecha coordinación que existe entre la SCT, el gobierno del estado y la empresa constructora ICA, lo cual ha hecho posible que se hayan superado profundas dificultades técnicas, legales y financieras que por más de una década inhibieron la construcción de estos proyectos de importancia estratégica para el desarrollo de Oaxaca y el Sur-Sureste de México.

Ahora –dijo el funcionario federal- estas dos importantes autopistas contempladas en el Programade Inversiones en Infraestructura de Transporte y Comunicaciones del Gobierno de la República, cobran mayor fuerza y dinamismo en la entidad, y contribuirán sin duda al despegue económico, comercial y productivo de Oaxaca.

De acuerdo al proyecto técnico constructivo, los avances registrados a la fecha indican que la autopista a la Costa, en su tramo Barranca Larga-Ventanilla- estaría concluido en el primer trimestre de 2015, aplicándose una inversión de casi seis mil millones de pesos.

Se trata de la construcción de 104.2 kilómetros de vía, que inicia en el kilómetro 69+600 de la carretera 175 Oaxaca-Puerto Ángel y termina en el kilómetro 152+000 de la carretera federal 200, Pinotepa Nacional-Salina Cruz, teniendo como destino Puerto Escondido, reduciendo el tiempo de traslado de alrededor de seis horas a poco más de dos horas de trayecto.

Entre los principales beneficios se encuentran el traslado ágil de productos agrícolas de la región costera hacia la capital del estado y el centro del país, así como acercar a los turistas nacionales y extranjeros hacia el litoral oaxaqueño y acelerar el desarrollo de los dos más importantes destinos de playa de la entidad, como son Huatulco y Puerto Escondido.

Acortará además el tiempo de traslados para el transporte de mercancías, y desde luego, propiciar la integración social y la construcción de infraestructura básica en las localidades ubicadas a lo largo del trazo de la nueva autopista.

En cuanto a la autopista Oaxaca-Istmo, se dio a conocer que siendo un compromiso del presidente Enrique Peña Nieto, se imprimirá mayor dinamismo a la construcción de esta importante vía de comunicación, a fin de que sea concluida en el mes de diciembre de 2015, destinándose para ello una inversión de alrededor de nueve mil millones de pesos.

Es importante mencionar que en la ejecución de estas dos importantes autopistas se generan cuatro mil empleos directos y 11 mil empleos indirectos.

Se precisó asimismo que los recursos para la construcción y conclusión de la obra están plenamente garantizados, toda vez que han sido catalogados dentro del portafolio de proyectos estratégicos del Gobierno de la República para fortalecer el desarrollo de Oaxaca.

Lo que se pretende -afirmó el subsecretario Raúl Murrieta Cummings- es terminar el eje longitudinal del tramo Puebla-Oaxaca-Chiapas, para que permita conectar al Istmo de Tehuantepec con la capital del país, debido a que esta región es considerada como uno de los polos estratégicos para el desarrollo integral del Sur-Sureste de la Nación, complementando esta moderna red de conectividad con la carretera que conectará al puerto de Coatzacoalcos con el puerto de Salina Cruz, con lo que se fortalecerá el comercio interoceánico.

Esta vía agilizará el traslado de personas y mercancías desde la capital oaxaqueña al Istmo de Tehuantepec, reduciendo los tiempos de recorridos actuales de cuatro horas y media a sólo dos horas.

Asimismo, mediante la coordinación y colaboración que se tiene con el gobierno estatal, también se trabaja en la modernización y ampliación del tramo carretero La Ventosa–Acayucan y el eje carretero número 15, en el tramo Puerto Escondido- Pochutla-Huatulco.

En tanto, el gobernador Gabino Cué destacó la importancia que representan este conjunto de ejes carreteros para el desarrollo de la entidad, toda vez que conectarán de manera más rápida y segura a los Valles Centrales con la Costa y el Istmo de Tehuantepec, al tiempo de impulsar la actividad industrial y turística del Sureste.

Destacó que estas autopistas representan una gran obra de ingeniera mexicana, sobre todo al considerar la agreste topografía del estado, lo que sin duda redundará en grandes beneficios no sólo para la entidad, sino para una mejor conectividad entre México y los principales mercados del país, además de promover el intercambio comercial a escala continental, así como interoceánico enlazando los mercados de la Unión Europa y sureste Asiático.

Dejó en claro la disposición y voluntad de su gobierno de continuar trabajando de manera conjunta para la conclusión de estas vías de comunicación, que había sido postergadas por casi una década.

Reiteró que Oaxaca requiere de una infraestructura carretera competitiva, eficiente y generadora de empleos, que la conviertan en una de las entidades más importantes de la región Sur -Sureste del país, por lo que su administración seguirá contribuyendo con todo lo que esté a su alcance para terminar las referidas obras, para lo cual ha logrado concretar importantes acuerdos con los sindicatos de transportistas y autoridades de las localidades por donde cursa el trazo carretero.