31 de mayo de 2013 / 01:33 a.m.

 

Chihuahua • Con el respaldo absoluto del grupo parlamentario del PAN en el Congreso del Estado, los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, firmaron un acuerdo para instaurar la oralidad en los juicios civiles y familiares que se juzguen en esta entidad.

El gobernador, César Duarte Jáquez, precisó que este acuerdo representa un “gran paso” para enviar un mensaje trascendental al país, “que en Chihuahua asumimos los retos que los tiempos nos van planteando y sobre todo, que lo hacemos con unidad”.

“Con estas reformas atenderemos con prioridad la agilización, la transparencia de un juicio y que se imparta justicia, por eso, esta es una aportación histórica que se le deja a Chihuahua, además de la armonía y convivencia política en medio de un proceso electoral”, expresó el mandatario.

Héctor Ortiz Orpinel, líder de la diputación panista, dijo que su grupo se congratula con este acuerdo, que sin duda, se convertirá para construir dos ordenamientos jurídicos que revolucionarán las materias familiar y civil que tanta falta le hace a nuestra constelación jurídica estatal.

Al aclarar que los documentos presentados están soportados por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, señaló que este evento es un claro mensaje de que existiendo voluntad y no distracciones se puede alcanzar la unidad.

Dijo que mientras se privilegie el dialogo y el consenso: no hay barreras, ni diques que impidan la construcción del bien común para las familias chihuahuenses.

“Esperemos que este ejemplo de cordialidad y colaboración, sea la regla y no la excepción, sea modelo y ejemplo para las nuevas generaciones de gobernantes, representantes, funcionarios y políticos”, indicó Ortiz Orpinel.

Durante la sesión solemne que se realizó en el Teatro de los Héroes de esta capital, se reconoció, que de nueva cuenta, esta entidad siga a la vanguardia en impartición de justicia como en su momento fue, el modelo procesal penal acusatorio.

Entre otros puntos, este acuerdo crea la Comisión Técnica Interinstitucional de los tres poderes del estado, para elaborar los Códigos de Procedimientos Civiles y Familiares, así como reformar los diversos ordenamientos jurídicos que permitan la instrumentación de la oralidad en las materias que regulen.

Por ello, el presidente del Congreso local, Francisco Salcido Lozoya, dijo que hoy se inicia un nuevo camino en la impartición de justicia, con una reforma de estado que imprimirá un mayor dinamismo como lo demanda el estado y sus ciudadanos.

Finalmente, el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), Javier Ramírez Benítez, sostuvo que una vez más los tres poderes damos no un paso, sino un gran salto hacia adelante con una visión única, solida y una meta clara al establecer las bases para establecer un mejor Chihuahua.

— JUAN JOSÉ GARCÍA