10 de septiembre de 2013 / 02:44 a.m.

Acapulco de Juárez • Maestros, alumnos y padres de familia acordaron parar labores en ocho escuelas de la zona escolar número 36, en Ciudad Renacimiento, donde el pasado viernes hombres armados dispararon contra un docente de la escuela primaria "Francisco Sarabia".

Lo anterior fue corroborado por el delegado de los servicios educativos de la región Acapulco-Coyuca de Benítez, Joaquín García Mondragón, quien reconoció la muerte del docente aunque matizó diciendo que "eso no quiere decir que sea un atentado contra los maestros".

En entrevista el funcionario de la SEG, aseguró que la escuela "Francisco Sarabia", tiene guardia privado desde el año pasado.

"Nosotros estamos al pendiente, de las ocho escuelas de la zona escolar (36) y hay que ver los avances, pues el viernes (pasado) hubo una reunión con Everardo García Mondragón, el secretario particular del gobernador quien escuchó al jefe de sector, al representante sindical y una comisión de enlace del SNTE".

"Hemos recibido denuncias en unas escuelas donde han recibido amenazas con mensajes escritos, las escuelas siguen trabajando, pero hemos buscado reafirmar el compromiso de seguir colaborando", dijo García Mondragón.

De acuerdo con maestros y padres de familia, son más de cinco mil alumnos se quedaron sin clases a partir de este lunes debido a un paro de labores en el que participan 144 trabajadores de la educación de las ocho escuelas, ubicadas en la zona conurbada de Ciudad Renacimiento.

Se precisa que el pasado viernes, fue asesinado a balazos un profesor cuando se dirigía de su casa a la primaria "Francisco Sarabia".

Los docentes y delegados sindicales de la zona escolar 36, perteneciente al sector IV de la zona educativa, pidieron omitir sus nombres y se quejaron de las medidas de seguridad que se aplican en el área.

Dicen que en las colonias Renacimiento, Emiliano Zapata, Simón Bolívar, Sinaí, La Venta y La Sabana, entre otras, no se han cumplido al cien por ciento, porque los rondines de seguridad, son escasos.

Incluso, acusan que media hora antes de entrar y media hora después de la salida de las escuelas, el dispositivo de vigilancia no se ha respetado, y tampoco se instalaron cámaras de video, los botones de seguridad no funcionan, entre otras exigencias con instituciones educativas que se han incumplido.

Advierten que esperan una respuesta inmediata y exigen el esclarecimiento del crimen del docente Luis Omar Ramírez Castro, para saber si realmente se trata de un hecho imputable a causas ajenas al magisterio que ha venido reclamando seguridad en las escuelas, para poder reanudar clases o de lo contrario se les sumarán otros planteles educativos de las zonas escolares 32, 33, 34 y 35 con problemas similares.

JAVIER TRUJILLO