7 de septiembre de 2013 / 03:53 p.m.

Monterrey • El municipio de San Pedro se encuentra entrampado en la polémica de parquímetros, ya que pretende que no se instalen los dispositivos, cuando fue el mismo Ayuntamiento el que autorizó el contrato, aseguró el presidente de la Federación de Colonias (Fedeco), Gilberto Marcos Handall.

Comentó que si la empresa San Pedro Meters presentó un contrato ventajoso, la autoridad lo aceptó y lo firmó, aunque fuera un error.

“La empresa tiene un contrato, invirtió dinero, trajo equipos de fuera del país, obviamente que lo que está pidiendo es que en todo caso, si va a haber una cancelación, que se le pague lo que invirtió, entonces por eso te digo, el más entrampado es el municipio, porque ¿cómo le hace para darle marcha atrás a una decisión que el propio municipio tomó, aunque fuera la administración pasada?”, explicó.

Adelantó que no se puede proceder en contra de los miembros del Cabildo pasado que hayan aprobado ese contrato, ya que tenían en ese entonces la autoridad para ello.

Por su parte, el regidor del Partido del Trabajo, de San Pedro Garza García, Francisco Flores, exigió a la administración municipal del alcalde, Ugo Ruiz, contratar a un despacho externo para investigar qué funcionarios del trienio pasado colaboraron en la elaboración del contrato “ventajoso” para la instalación de parquímetros que se le otorgó a la empresa San Pedro Meters.

Dijo que desde hace algunas semanas preguntó al alcalde si sabe quiénes son los funcionarios que estuvieron detrás del contrato y si se presentó alguna denuncia al respecto, y que está a la espera de esa información.

“Ayer lo manifestó, que está con los vecinos, espero que siga con eso; la postura de nosotros es seguir, pero que el alcalde cumpla eso que les prometió a los vecinos, que no iba a haber parquímetros y que salgamos bien librados de esta batalla legal contra la empresa. (actuar) contra la empresa y los funcionarios, porque los dos tienen algo que ver”.

“Dentro de la exigencia al alcalde para que se investigue a la Contraloría Municipal y que se castigue a la empresa y a los funcionarios que intervinieron, igual también solicitarle a él que investigue una empresa ajena al municipio, una empresa privada que investigue realmente que fue lo que pasó”, declaró.

Dijo que lamentablemente la empresa tiene la razón porque posee un contrato firmado por el Cabildo anterior, aunque admitió que es un contrato muy ventajoso para ellos y muy perjudicial para los vecinos tanto del casco de San Pedro como en el Centrito Valle.

Comentó que un acto de rebeldía al que podrían recurrir los miembros del Cabildo, es presentar un acuerdo para condonar las multas que se recauden, por concepto de parquímetros, aunque admitió que estaría fuera de la ley.

“Es un contrato legal-ventajoso para la empresa, una empresa que nació de la noche a la mañana y ahora pues nosotros la verdad sí estamos entre la espada y la pared con esa decisión tomada anteriormente”, dijo el edil.

RICARDO ALANÍS