18 de mayo de 2013 / 02:05 a.m.

El alcalde de Sacramento y ex jugador de la NBA, Kevin Johnson, anunció el viernes ante una multitud de aficionados de los Kings que el acuerdo para vender a la franquicia de la NBA a un grupo encabezado por el magnate de software Vivek Ranadive fue firmado.

El anuncio tras una marcha al Ayuntamiento pone fin a una maniobra de casi cinco meses de Johnson para asegurar un nuevo grupo de propietarios, convencer al Consejo de comprometerse a construir una nueva arena en el centro de la ciudad y demostrar a la NBA que la capital del estado más poblado del país cuenta con la base de aficionados necesaria para hacer del negocio uno exitoso.

"Esta fue una fantástica remontada", dijo Johnson, ex estrella de los Suns de Phoenix, desde un escenario compartido con dos decenas de inversionistas, aficionados y políticos que habían trabajado a fin de que la franquicia permaneciera en la ciudad.

A principios de semana, los dueños de equipos de la NBA rechazaron una oferta de trasladar la franquicia a Seattle.

Se espera que la NBA apruebe oficialmente la venta la próxima semana.

Una persona familiarizada con el acuerdo había dicho previamente a The Associated Press que los hermanos Maloof, por muchos años dueños del equipo, habían llegado a un acuerdo para vender un 65% de los Kings por 535 millones de dólares. La persona habló a condición de mantener el anonimato porque no estaba autorizada a hablar públicamente al respecto.

El plan sobre el futuro de los Kings incluye una arena de 447 millones de dólares en el centro de la ciudad que será construida cerca del Río Sacramento.

Entre los nuevos propietarios del equipo se encuentran el fundador de los gimnasios 24 Hour Fitness, Mark Mastrov; el ex alto directivo de Facebook Chris Kelly; y la familia Jacobs, que posee el gigante de la comunicación Qualcomm.